Diario Uno Política Alfredo Porras
Terrorismo de Estado

Alfredo Porras, el camarista federal que sufrió la dictadura en carne propia

Alfredo Porras, hoy integrante de la Cámara Federal de Apelaciones, fue secuestrado un día antes del golpe de Estado. Estuvo más de un año detenido ilegalmente

Por UNO

El camarista federal de Mendoza Alfredo Porras fue uno de los testigos esta semana en el undécimo juicio por delitos de lesa humanidad que se realiza en Mendoza. El magistrado fue víctima del terrorismo de Estado durante la última dictadura, ya que fue secuestrado, detenido ilegalmente y sufrió maltratos físicos y psíquicos aunque no fue torturado como otros presos políticos.

Lo peor que pasó el actual miembro de la Cámara Federal de Apelaciones y ministro de Gobierno durante la gestión del justicialista José Octavio Bordón fue que estuvo 5 meses en un calabozo y que cuando nació su hija lo llevaron al sanatorio apuntándole con ametralladoras en la cabeza.

Seguir leyendo

Alfredo Porras ya era abogado cuando lo secuestraron. Tenía 26 años, llevaba dos años en el ejercicio de la profesión y era "culpable" de presentar hábeas corpus en favor de personas que eran detenidas de forma clandestina.

Su testimonio fue reproducido en la página que publica el colectivo Juicios Mendoza en la que se siguen los procesos judiciales por crímenes de lesa humanidad en la provincia.

El camarista contó que fue apresado en San Rafael en la finca de su suegro el 23 de marzo de 1976, un día antes del golpe de Estado. En ese momento estaba junto a su esposa, embarazada. Fueron militares los que irrumpieron en ese domicilio, del que sustrajeron algunas pertenencias, incluso "cosas menores como wisky".

Su primer destino fue una unidad policial en calle Segovia, en la que se gestionaba el carnet de conducir. Recordó que en el grupo de detenido estaba una persona de apellido Osorio, hoy desaparecido.

Luego lo llevaron al sótano del Poder Judicial, donde había calabozos y allí pudo ver al ex gobernador Alberto Martínez Baca, como también a Tripiana, otro desaparecido de San Rafael.

Después de cinco meses Porras fue trasladado a la Capital de Mendoza al Regimiento de Infantería de Montaña (RIM 16) del Ejército, en la avenida Boulogne Sur Mer, donde estuvo un mes.

“Ahí había un montón de gente porque habían habilitado una cuadra para que hubiera detenidos. Venían a llevarse gente, los interrogaban y volvían lastimados. Luego en un Hércules nos trasladaron a La Plata. Cuando nos sacaron las vendas estábamos en la Unidad 9”, recordó. Permaneció un año en esa cárcel hasta que por decreto del Poder Ejecutivo Nacional le dieron la libertad. Calculó el juez que estuvo detenido un año y tres o cuatro meses.

Porras señaló que integraba la Juventud Peronista (JP), aunque aclaró que no era un cuadro político. “En esa época me venían a ver para presentar hábeas corpus por los presos políticos”. Cuando fue liberado, el mayor Suárez fue a su casa y le advirtió que no presentara más recursos: “Te meto preso de nuevo”. “Parece que eran el motivo de la imputación”, remarcó.

Sobre el trato que sufrió en San Rafael, narró: “Nos hicieron tirar al piso, llenar de agua (…) y hacernos pasar de espaldas o por delante. Nos decían que éramos víboras y que limpiáramos como víboras. Venía personal militar a verduguearlo a Martínez Baca. Me llevaron con ametralladoras al sanatorio cuando nació mi hija, me ponían ametralladoras en la cabeza, pero hasta allí llegaron las cosas”.

En este juicio se analizan cerca de veinte hechos que involucran a 25 víctimas e incluyen privaciones ilegítimas de la libertad y, por primera vez, las desapariciones forzadas de Félix Órdenes Velázquez y Hugo Dardo Montenegro.

Los imputados son seis: Norberto Ernesto Mercado, ex oficial de la Policía de Mendoza; Aníbal Guevara, ex teniente coronel del Ejército: Oscar Pérez, de la Policía de San Rafael; Eduardo Di Filippo, quien se retiró como comisario policial; Ricardo Rizo Avellaneda, ex teniente coronel del Ejército y Mario Ocampo, coronel retirado del Ejército.

María Carolina Pereira, Gretel Diamante y Alejandro Piña integran el tribunal.

imagen.png
Alejandro Waldo Piña, juez federal de sentencia.

Alejandro Waldo Piña, juez federal de sentencia.

Fuente: https://juiciosmendoza11sanrafael.wordpress.com/