Policiales Martes, 21 de noviembre de 2017

Vuelco en San Rafael: lo protagonizó otro micro sin habilitación

El accidente se produjo el domingo en San Rafael y viajaba un contingente de Neuquén. Hubo 14 heridos. El vehículo no tenía autorización interprovincial. Hay versiones de una maniobra "extraña" del chofer.

El colectivo que volcó en un canal de tierra a la vera de la ruta 160 en San Rafael el domingo no contaba con la habilitación interprovincial para circular y por lo tanto, fue secuestrado por la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT), según informó el área de prensa del Ministerio Público Fiscal (MPF). El accidente dejó 14 heridos.

Nuevamente un micro que protagoniza un siniestro es detectado sin esta documentación. El anterior caso fue el ómnibus de la tragedia de la Cuesta de los Terneros, también en San Rafael, que tras volcar dejó un saldo de 15 muertos y varios lesionados.

El colectivo del domingo trasladaba 28 personas oriundas de la localidad neuquina de Cutral Có, que habían viajado a San Rafael a un encuentro de iglesias evangélicas en el polideportivo de Goudge. De ese total, 14, entre adultos y niños, sufrieron lesiones que no revistieron gravedad, la mayoría golpes en distintas partes del cuerpo.

El conductor, que es el titular del micro, fue demorado en la Comisaría 42 para determinar si tiene alguna medida judicial pendiente en Neuquén y a partir de ahí determinar su situación procesal, aunque hasta no había imputaciones. Además, el dosaje de alcohol del conductor dio negativo.

La fiscalía de turno abrió una investigación y ordenó peritajes que son llevados adelante por Policía Científica y la CNRT. Se trabajará en la mecánica del suceso para intentar determinar la causa, aunque en principio algunos pasajeros hablaron de una moto que se le cruzó al micro y que obligó al conductor a realizar una maniobra para esquivarla.

Desde prensa del MPF se adelantó: "En principio habría habido una maniobra extraña por parte del chofer". Respecto al peritaje, se evaluará los cinturones de seguridad, el tacómetro y el funcionamiento de los frenos.

Los integrantes de la delegación que no sufrieron lesiones pasaron la noche en la iglesia Manantial de Vida, de Goudge, y los pasajeros que fueron atendidos en el Schestakow durmieron en un albergue. A todos se les tomó declaración testimonial.

Más noticias