Policiales Miércoles, 28 de marzo de 2018

Una segunda causa investigará si el anestesista distribuía sus videos caseros

El expediente quedó en manos del fiscal especializado en ese rubro, Santiago Garay. Analizarán lo extraído de su teléfono celular y su computadora.

Jorge Omar Maddio (56) se convirtió en el protagonista de las crónicas policiales este martes. El anestesista fue detenido e imputado en una causa que lo investiga por filmar y tocar las partes íntimas de sus pacientes menores de edad mientras estaban anestesiados. Pero la Justicia inició otro expediente donde se buscará determinar si compartía el material multimedia con otras personas.

El expediente inicial lo tiene la fiscal de Delitos Sexuales Virginia Rumbo. La magistrada imputó al sospechoso bajo el delito de producción de pornografía infantil -que tiene una pena de 6 meses a 4 años de prisión-, mientras se sigue trabajando para individualizar a las personas que eran víctimas de tocamientos, según informó la Justicia.

En paralelo, el fiscal Santiago Garay, titular en Mendoza de la Red de Puntos de Contacto contra Pornografía Infantil, impulsó otro expediente penal en busca de determinar si Maddio distribuyó los videos a otras personas.

Aunque se trata de otra investigación penal, en los papeles no complicaría la situación del sospechoso ya que la distribución y la producción están penadas dentro del mismo artículo en el Código Penal.

De todas formas, el magistrado recibirá en los próximos días un informe crucial. Personal policial de Delitos Tecnológicos se encuentra inspeccionando el teléfono celular, computadora y otros medios de almacenamiento digital que fueron secuestrados en el domicilio del médico cuando se realizó un allanamiento semanas atrás.

De esta pesquisa surgirá el detalle sobre todo el material que tenía el anestesista. Fuentes judiciales adelantaron que no sólo se trata de videos que él mismo grabó con sus pacientes sino también de pornografía infantil que había descargado de Internet.

Con esta información, el fiscal Garay podrá detectar si compartió por las redes sociales u otras alternativas sus videos caseros -la más utilizada por pedófilos es P2P, es decir, de una computadora a otra directamente-. También enviará oficios a distintas ONG's y páginas sociales para determinar si las grabaciones que protagonizo Maddio circulan en otros sitios.

No se le imputará la tenencia

El segundo párrafo del artículo 128 del Código Penal establece de 4 meses a 2 años de prisión para aquella persona que tenga en su poder material de pornografía infantil. A las claras, esta imputación también podría haber sido aplicada para el profesional de la Salud pero no fue así por una cuestión temporal.

Es que este apartado fue agregado el jueves de la semana pasada, luego que la Cámara de Diputados de la Nación lo convirtiera en ley. Como no se puede aplicar de manera retroactiva y el allanamiento en el domicilio del sospechoso fue anterior a eso, las autoridades judiciales debieron descartar la tenencia de pornografía infantil.