Pagaron una millonaria fianza

Una mujer de 21 años denunció por abuso sexual a dos jugadores de la reserva de Godoy Cruz

Los futbolistas acusados tienen 18 y 19 años y son oriundos de San Rafael. Los sospechosos son investigados por la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual

Por UNO

Dos futbolistas de la división Reserva del Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba de Mendoza podrían ser imputados en las próximas horas tras una denuncia de abuso sexual radicada por una joven, quien los acusó de haberla violado, informaron fuentes judiciales.

Según trascendió, el hecho ocurrió el pasado 20 de octubre, alrededor de las 6, cuando la joven, de 21 años, y los dos sospechosos, ambos futbolistas de 18 y 19, salieron de un boliche bailable y se dirigieron al departamento de uno de ellos, ubicado en calle 9 de Julio al 300 de la capital provincial.

Se trata de dos jugadores de la reserva de Godoy Cruz, quienes ahora son investigados por la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual de Mendoza.

Polo Judicial (11).jpg
El hecho ocurrió el pasado 20 de octubre. Los sospechosos son investigados por la Fiscalía de Delitos y podrían ser imputados en las próximas horas.

El hecho ocurrió el pasado 20 de octubre. Los sospechosos son investigados por la Fiscalía de Delitos y podrían ser imputados en las próximas horas.

La denuncia por abuso sexual contra los jugadores del Tomba

Según el relato de la denunciante, ella fue al departamento de uno de los jóvenes debido a que tenía que cambiarse de ropa porque tenía que ir a trabajar por esa zona céntrica.

Allí fue que los dos futbolistas, ambos oriundos de la ciudad de San Rafael, comenzaron a besarla, a tocarle distintas partes del cuerpo, y a desabrocharle su pantalón "por la fuerza".

La joven aseguró, en la presentación judicial, que sufrió acceso carnal y que siempre les dijo que no quería tener relaciones sexuales con ellos.

Sin embargo, explicó, siguieron cometiendo el acto y la obligaron a realizar otras acciones en contra su voluntad.

En primera instancia, el hecho está caratulado como abuso sexual agravado por la participación de dos personas y si bien los futbolistas permanecen en libertad, fueron obligados a rendir una caución de $1.500.000, se les fijó una prohibición de acercamiento a la víctima, tanto personal como por vía telefónica o por redes sociales.

Además, no pueden salir del país, ni de la provincia y si no cumplen con estas medidas podrán ser encarcelados.

Se aguarda por el posible procesamiento, mientras los investigadores del caso ya solicitaron una serie peritajes psicológicos para los futbolistas y la denunciante.

Fuente: Télam

Temas relacionados: