Ataque en manada

"Un grupo de salvajes": el pedido de ayuda por el chico atacado por defender a una joven

La madre de Moisés Pérez, el joven agredido por una patota pidió ayuda para identificar a los agresores. El estado de salud del joven que se encuentra internado

Por UNO

Moisés Agustín Pérez, el joven que fue golpeado en Chacras de Coria cuando salió a defender a una chica, se encuentra internado en la Clínica de Cuyo y su madre pidió ayuda para identificar a la patota que lo agredió y lo dejó gravemente herido.

Fue "un grupo de salvajes", dijo Marilda Silva, la madre de la víctima en la puerta de Clínica de Cuyo.

Seguir leyendo

"Él y los amigos quisieron defender a una chica que estaban maltratando", señaló la mujer, muy preocupada por el estado de salud de su hijo.

El joven fue atendido primero en el Hospital Central y luego fue llevado a la Clíncia de Cuyo donde que intubado.

"Tiene fractura de cráneo, la mandíbula, golpes, contusiones. Tiene algo en los pulmones", explicó la mujer a El Siete y añadió que "han sido muchos los que los golpearon. Eran todos hombres, entre diez y quince".

violencia en mendoza golpiza en lujan 2.jpg

Además de Moisés, los agresores hirieron a varios amigos de este y amenazaron a una chica que quiso tomar el número de patente de uno de los autos en el que se movilizaban los agresores, que serían entre diez y quince.

Por ello, la madre del joven agredido pidió que si alguien sabe algo, lo informe en la Justicia: "Le pido a al gente que colabore. mañana puede ser el hijo de cualquiera, es un vandalismo, es un salvajismo, una situación muy difícil de aceptar".

El caso

Moisés Agustín Pérez fue brutalmente golpeado con piedras en su cabeza en Luján en la madrugada de este lunes. Todo ocurrió después de una fiesta en la Ruta Panamericana, cerca de la rotonda de los caracoles.

violencia en mendoza golpiza en lujan 3.jpg

El joven vio como una chica era agredida y salió en su defensa. Al menos diez personas fueron hacia él y lo agredieron, en un acto de salvajismo y cobardía.

Los investigadores buscan todos los datos posibles para identificar a las 10 personas que lo agredieron a él y a sus amigos que se refugiaron dentro de una camioneta, la cual también fue atacada a piedrazos.

La pista que siguen es que habrían escapado en un auto gris, al cual le sacaron las patentes para que nadie pudiera tomarla e identificarlos.