Un exgendarme de 74 años deberá enfrentar un juicio oral donde se definirá si es culpable o inocente de cometer un abuso sexual a una niña de 14 años a mediados de 2017.

Hace un puñado de semanas que la fiscal de Delitos Sexuales había solicitado la elevación a juicio del expediente contra Cipriano Echenique, quien está imputado por corrupción de menores, abuso sexual gravemente ultrajante y tentativa de abuso sexual con acceso carnal.

Seguir leyendo

El abogado Francisco Machuca se opuso a la decisión argumentando que faltaba realizar dos pruebas: una pericia para determinar si su cliente tenía rastros de alguna lesión en su mano -la víctima declaró que lo mordió para evitar el ataque- y la declaración de las hijas del sospechoso.

Sin embargo, la jueza Carolina Colucci resolvió que el expediente está listo para ir a juicio. Respecto al examen médico, coincidió con la fiscal en que se trataría de una lesión leve que no habría dejado una cicatriz con el paso del tiempo. En cuanto al testimonio de sus hijas detalló que no serían imparciales y que no podrían aportar mayores datos sobre el presunto abuso sexual ya que viven en Neuquén.

La defensa también volvió a solicitar la prisión domiciliaria de Cipriano Echenique, la cual también fue negada ya que de cara al juicio la víctima volverá a declarar -ya es mayor de edad- y su relato podría verse afectado si el sospechoso sale del penal.

La acusación

A mediados de 2017 una niña de 14 años le confesó a su padre que había sido abusada sexualmente por un tío de su madre. El apuntando, quien residía en Neuquén, habría cometido los vejámenes en una ocasión que visitó a sus familiares en Mendoza.

En cámara Gesell, la víctima ratificó los dichos. Habló de que le mostró videos pornográficos, la tocó en su partes íntimas, le sacó la ropa y hasta que intentó penetrarla pero logró evitarlo al morderle la mano al agresor. Incluso declaró que el exgendarme Cipriano Echenique le decía que hacía lo mismo con amigas de sus hijas: "Vas a ver que después te vas a enamorar".

Con el avance de la causa, en febrero de 2019 se solicitó la captura del hombre, la cual se hizo efectiva en junio de 2020 tras un allanamiento que realizó la Policía de Neuquén en su casa ubicada en San Martín de los Andes.