Policiales Miércoles, 28 de febrero de 2018

Un acusado por abusos en el Próvolo sale de la cárcel e irá a El Sauce

La Justicia determinó que debido a su incapacidad y discapacidad -también es hipoacúsico- no puede continuar en prisión preventiva. Su defensa insiste con que sea desligado del caso porque es ininmputable.

J.L.O. fue uno de los primeros imputados en la causa.

Este miércoles se realizó una nueva audiencia en la investigación por los abusos sexuales a adolescentes hipoacúsicos en el instituto Antonio Próvolo. No se trató de una más del montón, ya que se determinó el cese de la prisión preventiva a uno de los primeros cinco imputados que tuvo el expediente.

La juez de Garantías Patricia Alonso definió que el acusado J.L.O. -se reserva su identidad por orden judicial- abandone el establecimiento carcelario donde se encontraba desde los comienzos de la pesquisa, tal como había solicitado el defensor oficial Víctor Banco.

El argumento se basó en que los distintos peritajes psicológicos, sobre todo el principal realizado por el Cuerpo Médico Forense (CMF), determinaron que el hombre de 41 años es incapacitado y padece una discapacidad -también es hipoacúsico-. La magistrada decidió que sea trasladado al pabellón judicial del Hospital Neurospiquiátrico El Sauce.

Sin embargo, su representante legal se opuso ya que considera que su situación ahora va a ser peor. "En el penal no tenía comunicación con otras personas pero estaba en un mundo de personas sanas desde el punto de vista psiquiátrico. El no tiene una patología psiquiátrica para estar en El Sauce. Esta decisión es en detrimento de su salud mental y de su discapacidad", argumentó.

El letrado dispuso como alternativa que lo trasladen a la provincia de Corrientes, donde J.L.O. tiene familiares dispuestos a recibirlo -algo que ya había planteado hace un año-. Incluso si no puede ser en un domicilio particular, que sea en una institución acorde ubicada en esa provincia.

Ahora será una Cámara del Crimen la que termine de resolver la situación. En tanto, el procesado será trasladado a El Sauce en los próximos días. Su defensor pidió que adapten el lugar de alojamiento acorde a su discapacidad, que no esté junto a paciente psiquiátricos y que tenga custodia las 24 horas.

No se expidió

Por otro lado, la juez de Garantías no resolvió el sobreseimiento del acusado, tal como lo había solicitado su defensa y se habían opuesto los abogados querellantes. Alonso alegó que el fiscal Gustavo Stroppiana no había contestado sobre este punto por lo que no podía resolver.

A su vez rechazó el pedido de un nuevo peritaje psiquiátrico que habían solicitado los abogados de las víctimas en la audiencia anterior, entendiendo que los que ya tiene el expediente son más que suficientes para definir su situación.

¿Víctima o victimario?

J.L.O. trabajaba en el instituto Próvolo y fue uno de los primeros detenidos, acusado de cometer vejámenes contra los alumnos del establecimiento. Pero la investigación develó que el hombre, quien también es hipoacúsico y tiene un retraso mental, también había sido víctima de los abusos por parte de algunos curas.

Según comentaron fuentes judiciales, en la audiencia de este miércoles se presentaron representantes de las víctimas y pidieron que ayuden al hombre entendiendo su situación, aunque ratificaron que quieren que continúe alojado en la cárcel.

Dejanos tu comentario