Matías Quiroga, de 21 años, lucha por su vida aislado en una cama de terapia intensiva del Hospital Central. Permanece estable, pero con neumonía. El joven fue golpeado en la cabeza por dos personas de su misma edad, y con quienes tiene algún tipo de vínculo, a la salida de un boliche de Chacras de Coria, en Luján. Los dos están detenidos e imputados por homicidio en grado de tentativa.

Los médicos indicaron este viernes que el chico se encuentra estable, aunque sigue en coma farmacológica y con asistencia respiratoria, lo que le habría provocado un cuadro leve de neumonía que es común en estos casos. Además, en el hospital, detectaron que tenía Covid, y decidieron acostarlo boca abajo para que la oxigenación de su cuerpo con la ayuda del respirador sea más efectiva.

En las últimas horas no mostró ningún tipo de avance, y aun no pueden evaluar si tiene algún daño mayor, especialmente a nivel neurológico. Cuando ingresó en la madrugada del domingo fue operado y le colocaron un captor de pic debido a los golpes que recibió en la cabeza. Esto hace que el hematoma que tiene en el cerebro pueda drenar y de esa forma desinflamar.

Por todo esto, los especialistas aseguraron que Matías sigue con pronóstico reservado, y esperan que evolucione favorablemente con el correr de las horas.

El caso

El joven ingresó al Central en la madrugada del domingo, luego de recibir una golpiza en la puerta del boliche Waterloo, en Luján. Los presuntos agresores Martín Torres, de 20 años, quien salía con la hermana de Quiroga, y Valentino Figueroa, también de 20 años, actual novio de su ex pareja, fueron detenidos e imputados por la fiscal de Homicidios Andrea Lazo.

Valentino Figueroa y Martín Torres Waterloo.jpg
Valentín Figueroa y Matías Torres, de 20 años, están imputados por homicidio en grado de tentativa.

Valentín Figueroa y Matías Torres, de 20 años, están imputados por homicidio en grado de tentativa.

Con un análisis se determinó que los dos tenían cocaína en sangre, lo que complicó aún más la situación.

Nadie sabe aun a ciencia cierta qué fue lo que motivó la pelea de los jóvenes a la salida del boliche, pero varios testigos indicaron que cuando Matías ya estaba en el piso inconsciente, los agresores no se detuvieron.

La hermana de Matías estaba presente y ella misma intentó separarlos, pero la sacaron del medio y le provocaron una herida leve en uno de sus brazos.

Una cámara de seguridad captó el momento de la golpiza y fue presentado como prueba en el expediente que lleva la fiscal Lazo.