Crimen en Las Heras

Se complicó la situación del acusado de matar al comerciante Juan Carlos Córdoba y buscan a dos cómplices

Una jueza le dictó la prisión preventiva a Enzo David Luna (28), el único sospechoso identificado por el asalto que terminó con la vida de Juan Carlos Córdoba (72) en abril del año pasado cuando abría su local de venta de matafuegos. Las principales pruebas del caso

Enzo David Luna (28) se encuentra cumpliendo una pena de 7 años por un robo. Pero si no fuera así, también estaría preso por el asesinato de Juan Carlos Córdoba (72), el comerciante baleado cuando abría su local a mediados de abril del año pasado. Una jueza le dictó la prisión preventiva al único sospechoso identificado que tiene el expediente por el crimen en Las Heras.

La fiscal de Homicidios Claudia Ríos solicitó la prisión preventiva contra Enzo Luna, quien está imputado por homicidio criminis causa -matar para ocultar otro delito, en este caso, el intento de robo- y arriesga una pena de prisión perpetua. El joven ya se encontraba en la cárcel cumpliendo una condena por otro asalto cuando los investigadores lograron conectarlo con el caso de Juan Carlos Córdoba, más de un año después del hecho de sangre.

Un llamado anónimo al 911 fue clave para encarrilar la pesquisa que estaba sumergida en un pantano. Palabras más palabras menos, el informante dijo que Enzo Luna fue uno de los que intervino en el asalto. Con este elemento se analizaron las fotos de prontuario y de redes sociales del sospechoso con las imágenes que captaron las cámaras de seguridad del momento anterior y previo al asesinato. Los acusadores sostiene que el perfil de rostro, los aritos en las orejas y las zapatillas son similares a las fotografías de Enzo Luna.

► TE PUEDE INTERESAR: El video del antes y el después del crimen de Juan Carlos Córdoba, el comerciante ultimado en Las Heras

Del lado contrario, el defensor oficial Ariel Brizzio no discutió cómo ocurrió el crimen en Las Heras pero planteó que las pruebas son insuficientes a esta altura de la investigación para que sea una sospecha firme. Además agregó que la prisión preventiva es innecesaria ya que de todas formas su pupilo se encuentra preso cumpliendo la condena anterior por robo.

Finalmente la jueza Miriam Núñez hizo lugar al pedido de la Fiscalía de Homicidios y ordenó que el joven también esté detenido en forma preventiva mientras avanza la investigación por el asesinato de Juan Carlos Córdoba.

En paralelo, los sabuesos policiales y judiciales buscan identificar a otros dos asaltantes que intervinieron en el hecho. Uno de ellos también fue captado por las cámaras de seguridad caminando junto a quien sería Enzo Luna, mientras que otros videos registraron un auto en el cual habrían escapado los ladrones, por lo que se cree que intervino un tercer sujeto en calidad de conductor.

Juan Carlos Córdoba.jpg
Juan Carlos Córdoba, víctima del crimen en Las Heras.

Juan Carlos Córdoba, víctima del crimen en Las Heras.

Crimen en Las Heras

El 26 de abril de 2021, en las primeras horas de la mañana y a plena luz del día, dos delincuentes llegaron en un vehículo hasta calle Doctor Moreno, de Las Heras. Allí, Juan Carlos Córdoba se disponía a abrir su negocio dedicado a la venta y reparación de matafuegos. Los ladrones llevaban un artefacto de este tipo simulando ser clientes, pero rápidamente desnudaron sus verdaderas intenciones y empuñaron armas de fuego. Cuando uno de los malvivientes quiso ingresar a la parte posterior de la propiedad, la víctima se resistió y terminó con varios golpes en la cabeza y un disparo en la nuca.

El comerciante estuvo internado en el Hospital Central en delicado estado de salud, aunque su situación había mejorado pasado los 3 meses. Sin embargo, un virus intrahospitalario le generó una neumonía y terminó falleciendo el 3 de agosto pasado.

► TE PUEDE INTERESAR: Crimen en Las Heras: "Mi papá quiso proteger a la familia y pasó lo que pasó"

La fiscal Claudia Ríos consideró que la muerte del comerciante tiene una relación directa con el ataque de los asaltantes, por lo que el hecho es investigado como un homicidio criminis causa, es decir, que fue asesinado para garantizar la impunidad de la tentativa del robo.