Policiales Viernes, 13 de abril de 2018

Recupera su libertad uno de los primeros acusados del caso Próvolo

Ya lo habían declarado ininmputable porque padece una discapacidad mental, pero continuaba alojado en el Hospital El Sauce. Ahora un familiar se hará cargo de su tutela.

Tras una larga batalla judicial, finalmente terminará de recuperar su libertad uno de los primeros sospechoso de la megacausa por abusos sexuales a menores hipoacúsicos en el instituto Antonio Próvolo de Luján de Cuyo.

El hombre de 41 años -se reserva su identidad por orden judicial- se encontraba alojado en el Hospital Neurospiquiátrico El Sauce. Así era desde los primeros días de marzo -antes estaba en la penitenciaría- tal como lo definió un juez de Garantías debido a que es hipoacúsico y padece un retraso mental.

Su representante legal, el defensor oficial Víctor Banco, había logrado también que lo sobreseyeran en el expediente. Si bien era el acusado más complicado -múltiples víctimas lo señalaron como abusador y hasta se hallaron sus rastros de ADN en ropa interior de una mujer-, los peritajes psicológicos indicaron que era inimputable porque no comprendía la criminalidad de sus actos.

Pese a esto, la juez de Garantías Patricia Alonso había dictaminado que el jardinero del Próvolo quedara alojado en el pabellón judicial de El Sauce como medida de seguridad para él mismo y para terceras personas. Es decir, si bien en los papeles estaba libre en la práctica estaba lejos de volver a la calle.

Una vez más, su defensor apeló esta medida ante una Cámara del Crimen. El letrado esgrimió entre otros argumentos que un equipo mutlidisciplinario concluyó que no reunía los criterios de internación conforme a la Ley de Salud Mental, informaron fuentes judiciales. Además ofreció un familiar que vive en el norte del país y que está dispuesto a ser su tutor.

El tribunal colegiado, presidido por Ariel Spektor, coincidió con el defensor oficial pese a las oposiciones de los abogados de las víctimas y del fiscal del caso, Gustavo Stroppiana. Ahora quedará coordinar el traslado del hombre para que comience a vivir con sus familiares. De todas formas, quedará todavía vinculado al litigio en el fuero civil.

Más noticias