Crimen

Quién es Alejandro Martínez, el hombre asesinado en una comisaría

Alejandro Martínez tenia 35 años y fue detenido este jueves en San Clemente del Tuyú. Poco después murió en el calabozo de una comisaría

Por UNO

Alejandro Martínez tenía 35 años. Era persona de maestranza desde hace 14 años. Murió en la comisaría tercera de San Clemente del Tuyú. La autopsia arrojó que fue asesinado. Se sospecha que algunos policías lo torturaron y golpearon hasta causarle la muerte, que otros los encubrieron. La autopsia arrojó que tenía señales de golpe y que habría muerto asfixiado.

El hecho ocurrió el jueves. Allí, la Policía detuvo a Alejandro Martínez en un hotel de San Clemente de Tuyú. Algunas de las personas que se hospedaban se quejaron por ruidos. Cuando empleados del hotel fueron a la habitación de la víctima, lo encontraron bajo un ataque. El hombre estaba contra un rincón y parecía sentir que alguien le quería hacer daño. Minutos después, los uniformados se lo llevaron esposado. En las cámaras se ve que el hombre se va tranquilo con los policías.

Poco tiempo después, el fiscal recibiría un llamado de la Policía. El hombre estaba muerto en el calabozo. No le dijeron las razones.

Según lo que se sabe de Martínez, este era personal de maestranza y recibía la Aisgnación Universal por Hijo. En la última semana había sido detenido tres veces.

Para la autopsia, el hombre murió por una “asfixia por sofocación” y sufrió numerosos golpes en distintas partes del cuerpo.

El fiscal solicitó la detención de nueve policías bonaerenses acusados de haber asesinado a Martínez en el marco de la causa por “homicidio agravado por ser cometido por un miembro integrante de la fuerza policial abusando de su función”.

Se trata de José Carlos Pereyra y Cristian Rohr, que conducían los patrulleros; el subcomisario Miguel Alejandro Boulos, jefe de turno; la oficial Evelyn Garofalo y la sargento Carla Cantarela, acompañantes en los móviles; la sargento Paola Mansilla y el teniente primero Maximiliano Munche, dedicados a la custodia de los detenidos en el calabozo; y el oficial ayudante Sandro Wilfredo Mujica y la oficial y ayudante de guardia Laura Florencia Chiarullo, según detalló Infobae.

Sin embargo, el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni planteó algunas dudas sobre la autopsia y pidió una nueva.

Para él, las marcas de los golpes se las había hecho el mismo Martínez mientras provocaba daños en el hotel. La ex pareja del hombre rechazó los dichos del funcionario y aseugó que hubo un homicidio.