Faltaban dos meses para que explotara la causa de las presuntas coimas en la Justicia Federal, pero el panorama ya se olía. Eran los primeros meses de este año y el juez Walter Bento ya se había presentado como parte en la causa, aunque en ese momento se lo negaron porque no estaba acusado. Los abogados que luego terminarían implicados también intentaron una maniobra para despistar.

Los abogados integraban la defensa de Walter Bardinella Donoso, cuyo celular fue clave en la causa de las presuntas coimas. Lo que pedían era la recusación de Walter Bento en el expediente que investiga a su cliente como financista de una narcobanda.

Para argumentarlo se basaron en una nota de Diario UNO publicada días atrás donde se brindaban algunos detalles de la investigación por los sobornos a jueces y se explicaba que Walter Bento había intentado formar parte del expediente, pese a no estar acusado.

Los abogados Ortego y Aramayo –este último está libre al ser un arrepentido en la causa- aseguraron que no cuestionaban “el buen hombre ni el honor” de Walter Bento pero sospechaban que podría haber perdido su objetividad gracias a la noticia “mal intencionada”.

ortega-rios-aramayo.jpg
Aramayo, Ríos y Ortego, los abogados vinculados a las coimas.

Aramayo, Ríos y Ortego, los abogados vinculados a las coimas.

“La nota en vez de informar lo que hace esa formar opinión y por eso se está iniciando una causa en contra del juez”, consideraron los abogados, pese a que el expediente por las coimas federales ya llevaba varias semanas en manos del fiscal Dante Vega.

Los abogados aseguraban que era una “noticia falaz” el hecho de que Bardinella Donoso era un hombre clave en la causa de las presuntas coimas pero que Walter Bento podría ver afectada su “imparcialidad” en la causa por la “presión mediática”.

La Cámara Federal negó el pedido de recusación explicando que el juez federal no estaba imputado en ninguna causa penal y no existían elementos para suponer que había perdido la objetividad. “No se ve la necesidad de apartar al juez a partir de un trascendido periodístico”, resolvió.

Para los investigadores de la megacausa por las presuntas coimas para favorecer a presos –que en los próximos días tendrá novedades importantes- la maniobra de los abogados fue trata de ocultar la supuesta asociación ilícita que integraban con Walter Bento.

Seguir leyendo