Un asesinato que destapó un submundo de empresarios mirados de reojo en el mundillo judicial y, más grave, una investigación por presuntas coimas a jueces federales a cambio de favorecer a presos. En el expediente se presentó el magistrado Walter Bento para defenderse, pese a no estar imputado.

Todo comenzó con el caso Aliaga. Aquellos últimos días de julio, cuando el empresario estaba desaparecido, su socio Diego Barrera declaró como testigo y aseguró que Diego Aliaga "arreglaba con los jueces y sacaba presos". Semanas después, con el hombre ya imputado como uno de los secuestradores y asesinos, volvió a declarar y ratificó su denuncia, aunque sin dar nombres concretos.

Te puede interesar...

diego-aliaga.jpg
El asesinato de Diego Aliaga, la chispa de la nueva investigación.

El asesinato de Diego Aliaga, la chispa de la nueva investigación.

Con esta chispa, el caso Aliaga generó un segundo expediente para investigar esas presuntas coimas a jueces federales. El caso fue pasando de mano en mano entre los pocos fiscales y magistrados que hay en la Justicia Federal. Varios se fueron apartando de la investigación, argumentando problemas personales o profesionales, como por ejemplo que habían intervenido en el causa original por el secuestro y asesinato de Diego Aliaga.

La papa caliente terminó en manos del fiscal de Cámara Dante Vega, con la anuencia del juez federal de San Rafael Eduardo Puigdéndolas. Y allí se comenzaron a producir las pruebas. Entre ellas, una que apunta a Walter Bardinella Donoso, un preso acusado como financista de una narcobanda. Bardinella fue mencionado por los propios hijos de Diego Aliaga como una persona con la que tenía conflictos porque había prometido sacarlo de la cárcel y eso finalmente no ocurrió.

A eso se sumó una nueva declaración de Diego Barrera, quien el viernes pasado se sentó ante el fiscal Dante Vega y estuvo hablando durante 3 horas aproximadamente, aunque no trascendieron detalles sobre lo que dijo.

Bibian Sacolle, Diego Barrera 1.jpg
Diego Barrera, hombre clave en el caso Aliaga y en la causa de las coimas a jueces federales.

Diego Barrera, hombre clave en el caso Aliaga y en la causa de las coimas a jueces federales.

Qué rol tendrá Cúneo Libarona

Aunque la causa todavía no tiene imputados ni han trascendido en los medios nombres concretos, un juez federal se presentó en el expediente para defenderse. Walter Bento -conocido por llevar más de una década en la Justicia y además ser juez electoral de Mendoza-. Acercó un escrito mediante su abogado, el reconocido Mariano Cúneo Libarona.

El magistrado explicó que se sintió aludido por ciertas notas periodísticas sobre la causa de presuntas coimas a jueces federales. En concreto, solicitó tener copias del expediente y ofrecer pruebas de descargo.

El juez Puigdéndolas le negó la posibilidad contestando que no puede formar parte de la causa por no estar imputado. Walter Bento apeló la medida nuevamente ante su colega de San Rafael. Pero este último está de licencia hasta los primeros días de marzo, por lo que siguieron corriendo los días.

Ante esta situación, Walter Bento presentó un pronto despacho, es decir, un escrito para que otro magistrado resuelva la situación. Como en Mendoza están todos inhibidos, el expediente terminó cayendo en Villa Mercedes, más concretamente ante el juez Juan Carlos Nacul, quien todavía no se expide al respecto.

Parecen avecinarse días claves para determinar si hubo cohecho -nombre legal para los sobornos- en la Justicia Federal y determinar si puede haber imputaciones.