Policiales Jueves, 27 de septiembre de 2018

Pidieron 3 años de pena para un ex ministro por la quema de documentos

Se realizaron los alegatos del juicio a Pablo Rousseau, quien condujo el Ministerio de Transporte en la gestión de Paco Pérez. La fiscalía reclamó condena y la defensa, absolución.

En las instancias finales está el juicio contra el ex ministro de Transporte de Mendoza Pablo Rousseau, acusado de quemar documentos públicos. El miércoles fueron los alegatos y se pidieron 3 años de prisión para él.

Rousseau condujo la cartera mencionada, por entonces con rango de ministerio, apenas unos meses y antes de que terminara su mandato un delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizó la denuncia que involucró al ex funcionario, quien asumió en abril de 2015 y en noviembre de ese año se lo empezó a investigar.

Puntualmente se lo acusa de mandar a quemar documentación importante del ministerio. En su momento se mencionó la destrucción de una infracción que les habían labrado por un colectivo que no tenía en condiciones la rampa para discapacitados. Los hechos trascendieron en los últimos días de la transición de los gobiernos de Francisco Pérez y Alfredo Cornejo.

El fiscal Santiago Garay tuvo a cargo la causa e imputó a Rousseau por violación de documento público. Este delito está contemplado en el artículo 255 del Código Penal y establece que será reprimido con prisión de 1 mes a 4 años el que sustrajere, alterare, ocultare, destruyere o inutilizare en todo o en parte objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente, registros o documentos confiados a la custodia de un funcionario público o de otra persona en el interés del servicio público. Si el autor fuere el mismo depositario, sufrirá además inhabilitación por doble tiempo.

La causa llegó a debate la semana pasada. El miércoles se retomó el proceso con la instancia de los alegatos, en donde el fiscal Sebastián Cappizi sostuvo que al ex ministro se le debe aplicar la pena 3 años de prisión en suspenso. Es decir, que si es condenado no cumpliría pena en la cárcel.

También se solicitaron 6 años de inhabilitación para ejercer la función pública.

La defensa, a cargo del abogado Roberto Lavado, reclamó absolución al considerar que los papeles en cuestión no tenían importancia y que no hubo delito. El fallo lo dará la jueza Belén Salido, pero aún no hay fecha confirmada para esto.