Diario Uno > Policiales > Pastor evangélico

Pastor evangélico se fugó y se sacó una foto hot con la mujer de su compañero de celda: terminó muerto a golpes

El pastor evangélico Alejandro Guerrero no regresó de una salida transitoria. Nada se sabía de él hasta que un compañero de celda miró su estado de WhatsApp

El pastor evangélico Alejandro Claudio Guerrero (37) cumplía una condena por robo. Llevaba más de cinco años de encierro y en abril ya disfrutaba de salidas transitorias. Pero el 4 de ese mes debía regresar a uno de los pabellones evangélicos de la Unidad Penal 32 de Florencio Varela, en Buenos Aires. Nunca volvió e inmediatamente la Justicia ordenó su captura. Poco y nada se sabía de él hasta que alguien descubrió que se había sacado una selfie en la cama con la esposa de uno de sus compañeros de celda. Su final fue triste: terminó muerto a golpes.

En la selfie se puede ver a la mujer sonriendo y dándole un beso a Guerrero. Esto dejó en evidencia su falta de códigos. Es que fue el marido de la mujer quien los presentó con la intención de que el pastor pudiera usar la dirección de su casa como domicilio para las salidas transitorias.

El comportamiento de Guerrero en una salida de 48 horas, evidenciado en una foto de un estado de WhatsApp, provocó el enojo de todos los pabellones de evangelistas de la prisión de Florencio Varela. También de los demás pabellones evangélicos del sistema penitenciario bonaerense. La decisión de los cultores de esta religión fue no recibir al fugado en ninguno de sus sectores ni domicilios.

Al mismo tiempo las autoridades no daban con el paradero de Guerrero y sabían que, cuando lo encontraran, no podrían llevarlo con sus excompañeros por temor a represalias.

No pasó demasiado tiempo para que Guerrero volviera al delito y apareciera de la forma más inesperada este lunes. Junto a otro delincuente ingresó a robar a un campo de la ruta 2, en La Plata en el cual perdió la vida cuando las víctimas del robo lograron enfrentar a los malhechores y le propinaron una paliza que el fugado no pudo resistir.

Pastor se fugó y apareció muerto a golpes.jpg
A este campo Guerrero entró a robar y encontró la muerte.

A este campo Guerrero entró a robar y encontró la muerte.

Aparentemente los ladrones habían reducido a la familia. Para ello contaban con dos armas: un revólver calibre 38 y una pistola calibre 9 mm.

Sin embargo, en un descuido de los delincuentes, uno de los hijos del matrimonio que estaba siendo asaltado habría golpeado con una mancuerna a Guerrero por lo menos tres veces. Antes de desmayarse, el “Pastor” hirió de un disparo a Javier Gabutti, dueño de la propiedad, quien hoy está fuera de peligro.

El otro ladrón, Matías Hernán Barrionuevo quiso huir del lugar. Pero padre e hijo lo hirieron con un hacha y también resultó muerto.

Los antecedentes de Guerrero

El pastor evangélico cayó por una causa de drogas y robo por primera vez en mayo de 2012. Recuperó la libertad en 2015.

No obstante, en febrero de 2016 volvió a caer preso, esta vez por un robo calificado y tenencia de arma de guerra. Con cinco años de condena y ya en régimen de salida transitoria siguió tentando al destino hasta que finalmente encontró la muerte de la manera menos pensada.

Seguir leyendo