Diario Uno Policiales Paraná
Maltrato infantil

Paraná: prisión preventiva a los padres de una beba que murió golpeada

Los padres de la beba de dos meses que murió a causa de los golpes y fracturas en su cuerpo, en Paraná, fueron imputados y quedaron con prisión preventiva acusados de homicidio agravado

Por UNO

En un caso que conmocionó a gran parte de la ciudad, los padres de la beba de dos meses que murió de Paraná, Entre Ríos, a raíz de golpes y fracturas que sufrió en distintas partes del cuerpo fueron imputados y quedaron bajo prisión preventiva acusados de homicidio agravado, informaron este jueves fuentes judiciales.

La medida fue adoptada por la jueza Paola Firpo, quien dispuso 60 días de prisión preventiva para Cristian Gabriel Hernández, de 24 años y Ariana Gisele González, de 22, por "homicidio agravado por el vínculo y alevosía", indicaron los voceros mediante un comunicado.

Seguir leyendo

Hernández seguirá detenido en la Unidad Penal 5 de la ciudad de Victoria, mientras que González quedará en arresto domiciliario bajo la responsabilidad de su madre, lo que la jueza permitió tras acceder a un informe realizado por la psicóloga María Zelmira Barbagelata y la médica psiquiatra María Eugenia Londero, del Cuerpo Médico Forense de Entre Ríos.

Además, ordenó su traslado a los hospitales San Roque y San Martín de Paraná para su atención clínica médica y psicológica psiquiátrica, debido a que, de acuerdo a lo informado, padece epilepsia.

Los voceros confirmaron, en tanto, que la autopsia realizada al cuerpo de la beba determinó que la muerte fue ocasionada por "múltiples agresiones previas".

La niña presentaba hematomas en diferentes estadíos evolutivos en múltiples regiones corporales y fracturas óseas, según se detalló en el comunicado.

El crimen de la niña se produjo el pasado martes, cuando la pareja alertó a la policía que su hija Kathaleya Quetzaly no respiraba, por lo que un patrullero la trasladó al hospital, donde los médicos que la atendieron constataron que había fallecido.

De inmediato se dio intervención a la justicia y quedaron a cargo de la investigación las fiscales Evangelina Santana y Jimena Ballesteros, quienes explicaron que los hechos ocurrieron en el domicilio que compartían los acusados y la beba en las calles Arroyo Correntoso y Nazario Medrano, de Paraná.

Te puede interesar Manejaba borracho, lo persiguió la Policía y chocó contra un hotel

Allí, Hernández y González, mediante agresiones físicas y golpes de diversa entidad que se habían iniciado con una antelación no menor a 30 días, le provocaron "una lesión cerebral de tipo traumática que le produjo la muerte" a su hija, según se detalló en la acusación.

Ambos "incumplieron su deber de evitar todo tipo de riesgo para su vida y prevaliéndose de su mayor fuerza física, y de la nula capacidad de defensa de la niña", agregaron.

Te puede interesar Una motociclista con sus dos hijos se salvaron "de milagro" tras un choque

Ballesteros señaló a la prensa local que se está "ante un caso muy grave, cuya investigación está en sus inicios, y con riesgos procesales que se debían neutralizar", al justificar las prisiones preventivas de los padres.

Por otra parte, la fiscalía también comenzó a tomar testimonio al entorno de los padres, familiares, vecinos, amigos y a la dueña de la casa donde convivían.

Temas relacionados: