El límite entre el oeste de Ciudad y Godoy Cruz se convirtió otra vez en el escenario de un amplio operativo para dar con rastros de Gisela Gutiérrez, la joven de 24 años que fue vista por última vez en julio de 2015. Las autoridades realizaron este jueves un rastrillaje en busca de obtener elementos químicos que permitan suponer que allí enterraron el cadáver de la mujer. En paralelo, este viernes será un día clave en la investigación que tiene un detenido.

El fiscal de Homicidios Carlos Torres ordenó que se realice una nueva inspección en el puesto Los Pinos, donde cree que enterraron a Gisela Gutiérrez tras ser asesinada. No es la primera vez que se revisa ese pareja ubicado en las inmediaciones del dique Frías ya que hace un año se montaron procedimientos similares donde se incautó un resto óseo. Sin embargo, ahora la búsqueda tiene otro objetivo.

Desde el Cuerpo Médico Forense (CMF) recomendaron a los investigadores que se realice un nuevo rastrillaje en búsqueda de fósforo. Este material químico es despedido por los restos humanos y puede dar indicios de que en ese lugar estuvo el cuerpo de la mujer. Incluso, en el mejor de los casos, podría ser apto para realizar un cotejo de ADN, según detallaron los especialistas.

Del operativo se encuentra participando personal de Bomberos, Antropología Forense, perros adiestrados de ESCAM y hasta una máquina retroexcavadora que brindó la Municipalidad de Godoy Cruz.

Paola Gisela Gutierrez desaparecida.jpg
Gisela Gutiérrez está desaparecida desde julio de 2015.

Gisela Gutiérrez está desaparecida desde julio de 2015.

Audiencia clave

Este viernes también será un día importante en el expediente que lidera el fiscal Torres caratulado como homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El caso tiene acusado a Héctor Emilio Negrucho Días Tejera como la persona que baleó en la cabeza a Gisela Gutiérrez en la noche del 20 de julio de 2015 por haberse resistido a mantener relaciones sexuales. El hombre está con prisión preventiva desde los últimos días del año pasado.

Sin embargo, la defensa del presunto asesino ahora solicitó el cese de la detención y esto será debatido ante la jueza Miriam Núñez en una audiencia que está programada para las primeras horas de la mañana de este viernes.

Negrucho Días no es el único sospechoso, ya que según declararon los testigos de identidad reservada fue ayudado por los hermanos Quiroga -Daniel Alberto y Marcos Miguel- para ayudar a enterrar el cadáver en el puesto Los Pinos. Estos sujetos están imputados por encubrimiento agravado encubrimiento agravado pero están libres ya que se trata de un delito excarcelable -la pena que arriesgan es de 1 a 6 años de cárcel-.