Si había algo que necesitaba los investigadores del caso Gisela Gutiérrez fue lo que ocurrió en la tarde de este lunes: el respaldo de un juez. Un magistrado avaló que continúe detenido el principal sospechoso de asesinar a la mujer de 24 años, pese a que las pruebas científicas por ahora escasean en la causa.

Te puede interesar...

Para sostener esta versión tiene una serie de declaraciones de testigos de identidad reservada que apuntan contra Héctor Emilio Días Tejera como la persona que baleó en la cabeza a Gisela Gutiérrez y contra otros dos hermanos acusados de haberlo ayudado a esconder el cadáver en un puesto ubicado en las inmediaciones del dique Frías.

Con estos pocos elementos, pero suficientes para tener un estado de sospecha inicial, el fiscal Torres fue a defender su postura ante la jueza Miriam Núñez: pidió la prisión preventiva contra el Negrucho Días. Y obtuvo una respuesta positiva. El hombre continuará alojado en el penal imputado por el crimen de Gisela Gutiérrez.

Hasta ahora las pruebas son para mantener una sospecha, pero lejos de una potencial condena. Para ello, los investigadores trabajan para reforzar esta hipótesis sobre el hecho. Una de las luces está puesta en restos orgánicos que fueron hallados tras rastrillajes en la zona de La Favorita que cotejaron con ADN para determinar si se trata del la joven desaparecida.