Mientras sigue arrestado en su domicilio, un futbolista de 22 años deberá enfrentar un juicio para definir si es culpable o inocente de un abuso sexual en Luján de Cuyo ocurrido a principios del año pasado. El sospechoso intenta evitar llegar a esta instancia pero hasta ahora sólo recibe respuestas negativas de la Justicia.

La defensa del muchacho -se reserva su identidad por pedido judicial- había solicitado el sobreseimiento o al menos un cambio de calificación en el delito. Del otro lado del ring judicial, el fiscal de Delitos Sexuales Gustavo Stroppiana consideró que el expediente está listo para ser discutido en un juicio.

Seguir leyendo

Por esta última hipótesis se inclinó el juez Juan Manuel Pina en la jornada del miércoles, quien confirmó la elevación a juicio bajo la figura de abuso sexual con acceso carnal, por lo que el imputado arriesga una pena de 6 a 15 años de cárcel. De todas formas, la defensa apeló la decisión y se volverá a discutir en segunda instancia, ante un Tribunal Penal Colegiado.

Maximiliano Cruz 2.jpg
El joven de 22 años arriesga de 6 a 15 años de cárcel.

El joven de 22 años arriesga de 6 a 15 años de cárcel.

Abuso sexual en Luján de Cuyo

A mediados de marzo de 2020, un grupo de jóvenes realizó una fiesta en una casa ubicada en Luján de Cuyo. En horas de la madrugada un llamado al 911 alertó sobre un abuso sexual que había ocurrido. El señalado intentó escaparse pero finalmente fue detenido.

La reconstrucción del caso sostiene que los protagonistas del caso ingresaron a una habitación cerca de las 5. La víctima declaró que estaba casi inconsciente debido al consumo de alcohol y que el joven la besó y la penetró con sus dedos. Del otro lado, el futbolista sostiene que fue todo consensuado.

Los informes médicos no detectaron lesiones íntimas en la denunciante pero el fiscal sostiene que esto se debe justamente a que la víctima no se resistió porque estaba casi desmayada.

El dosaje de sangre, que se realizó cuatro horas después del suceso, indicó que la menor tenía 0,5 gramos de alcohol en sangre, número que debió haber sido el doble cerca de las 5 de la mañana.