Policiales Jueves, 31 de mayo de 2018

Madre e hija secuestradas y liberadas tras pagar $20.000

Las víctimas fueron capturadas en Las Heras y luego las dejaron en Guaymallén. El esposo de la mujer negoció y entregó el dinero.

Una mujer y su hija de 3 años fueron secuestradas por una banda de delincuentes y estuvieron cautivas varias horas hasta que su familia pagó 20 mil pesos por el rescate. Los hechos empezaron en Las Heras y terminaron en Guaymallén.

Las víctimas fueron tomadas en calle Independencia de Las Heras, zona en la que presuntamente viven. La Justicia Federal tiene la causa y está tras los pasos de los malvivientes.

Según fuentes judiciales, madre e hija fueron atacadas a media mañana y los captores comenzaron a enviarle fotos y mensajes a la pareja de la mujer, para extorsionarlo con la plata.

El hombre, desesperado, llamó al 911 y luego le aportó a la policía las imágenes. En ellas se veía a dos personas con las manos atrás, como si estuvieran maniatadas.

De esta forma y ya con autoridades policiales al tanto, los malhechores pactaron la entrega del dinero en las inmediaciones del Mendoza Plaza Shopping.

Hasta ese lugar llegó la pareja y padre de las víctimas en un auto. De cerca, mientras tanto, varios policías de civil seguían sus movimientos para ver en qué momento podían intervenir.

Fue así que el hombre se encontró con los delincuentes, pero estos lo hicieron conducir hasta el barrio Suyai, en Guaymallén.

En calle Guiñazú y la lateral de las vías entregó el dinero requerido y los sujetos le aseguraron que iban a liberarlas en una estación de servicio del barrio La Gloria de Godoy Cruz.

Hasta ese lugar llegaron varios efectivos y el hombre, pero las mujeres no aparecían. Recién algunas horas después fueron dejadas en Olavarría y la Lateral del Acceso Este, en Guaymallén, donde pidieron auxilio a las personas que circulaban por allí.

En ese lugar la Policía Federal montó un importante operativo para dar con los maleantes, pero ninguno de ellos fue apresado.

Las víctimas fueron asistidas emocionalmente. Se encontraban bien físicamente, explicaron las fuentes de la investigación.

Una vez que lograron tranquilizarlas, la mayor de ellas-la madre-fue trasladada a los despachos de la Justicia Federal, en donde declaró ante la fiscal Alejandra Obregón. En su testimonial ratificó la hipótesis y dio algunos detalles más, que no habían trascendido hasta el momento de publicación de esta nota.

Por ahora los agresores no han sido identificados. El hecho hizo que se desplegara un importante operativo en varios puntos del Gran Mendoza, con la intervención de la policía y otras fuerzas de seguridad.

Más noticias