Policiales Martes, 24 de abril de 2018

Leonardo Hisa va a la cárcel por el crimen de su ex esposa Norma Carleti

Al ex legislador radical le dictaron la prisión preventiva sin el beneficio del arresto domiciliario solicitado. Está imputado como autor intelectual.

La Justicia de garantías anoche ordenó que Leonardo Hisa pase a la cárcel, en calidad de imputado como instigador del asesinato de su ex esposa Norma Carleti (61). La decisión la tomó el juez Oscar Balmes, tras una jornada extensa en la cual le confirmaron la prisión preventiva, sin acceso a la domiciliaria. Más allá de los argumentos que tenía la defensa para tratar de desligar a Hisa -la hipótesis que plantean es la muerte de la mujer en medio de un hecho de inseguridad-, el segundo objetivo que tenían era la posibilidad de una detención domiciliaria debido a un cuadro depresivo que padecería el imputado. Incluso el ex legislador de la Unión Cívica Radical (UCR) el domingo 8 de abril fue trasladado desde la Comisaría 18 de San Carlos hasta el hospital Tagarelli, de esa misma comuna, debido a que se había descompensado. Algunos trascendidos señalaron que llegó a ese estado por una huelga de hambre que realizaba, mientras que desde su círculo íntimo dijeron que por su depresión no ingería alimentos. Hisa está imputado como instigador del asesinato de su ex, hecho que además tiene a los tres hermanos Guerrero y a Alexander Jira como presuntos autores materiales (ver datos). En esta situación aguardó una definición sobre la posibilidad de acceder a la domiciliaria, pedido que estuvo varias semanas sin respuestas. El ex marido de la víctima está detenido desde el 15 de marzo, luego de que la Justicia contara con pruebas que lo relacionan con el crimen. Puntualmente, un llamado telefónico horas antes del hecho a la familia Guerrero lo puso en la mira de los investigadores. Además, testimonios dan cuenta de la mala relación con la mujer, de un divorcio complicado y de una aparente denuncia que Norma iba a realizar en contra de él por fraude en las empresas que manejaban.Carleti fue asesinada de 52 puñaladas en la madrugada del 5 de marzo pasado, en su casa en Tunuyán. Los otros acusadosLos guerrero, complicados. A los hermanos Kevin, Alexis y Ever Guerrero ya les dictaron la prisión preventiva y se encuentran alojados en la Penitenciaría. Imputado y libre. Distinta es la situación de Alexander Jira, el quinto sospechoso, quien por falta de pruebas fue liberado. Más allá de esto, sigue imputado en el expediente.

Más noticias