Policiales Miércoles, 21 de diciembre de 2016

Le tirotearon la casa y gracias a eso fue atrapado como sospechoso de un homicidio

Un joven de 18 años fue imputado este miércoles por el asesinato de Walter Quinteros (23), ultimado a la salida de un boliche en Godoy Cruz hace tres semanas.

Con el entrecruzamiento de información entre expedientes y una pizca de suerte, los investigadores lograron capturar a uno de los sospechosos de asesinar a Walter Fabián Quinteros (23) a fines de noviembre a la salida de un boliche ubicado en calle San Martín Sur de Godoy Cruz. Su cómplice, quien habría accionado el gatillo, está prófugo.

Desde un principio, la investigación por el crimen estuvo estancada ya que el único testigo del hecho, un amigo de la víctima fatal, sólo había podido aportar que los atacantes huyeron en un auto VW Gol color gris. Este era el único dato firme que tenían los pesquisas liderados por el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, mientras esperaban las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, aunque esto poca veces ayuda para identificar a personas.

Todo fue tomando color días atrás, cuando el fiscal se enteró de un expediente donde también había un auto de características similares de por medio. Se trata de un grupo de personas que tiroteó una casa ubicada en Godoy Cruz casi a la misma hora que ocurrió el homicidio del Porteño Quinteros. Cuando personal policial fue hasta el domicilio atacado para realizar las actuaciones de rigor, se encontró con un VW Gol gris estacionado en la puerta.

Al enterarse de este dato, el fiscal Pirrello le pidió copias del expediente de la balacera a su colega de Godoy Cruz, Lauro Monticone, y comenzó a cruzar a datos. El vehículo fue secuestrado y se realizaron los peritajes correspondientes, cuyos resultados arrojaron motivos suficientes para sospechar que se trata del rodado que participó en la muerte de Quinteros.

Los sabuesos judiciales apuntaron contra un joven de 18 años llamado Renzo García, quien es el conductor del auto, pese a que su padre es el titular. Si bien los allanamientos estaban previstos para este viernes, las autoridades decidieron acelerar el proceso ante el riesgo de fuga del sospechoso.

En la mañana de este miércoles, los detectives policiales irrumpieron en dos viviendas ubicadas en calles La Plata y Pergamino. En una de ellas fue detenido García, quien horas después fue imputado como coautor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Otro joven de 19 años fue aprehendido ya que no tenía consigo su documentación personal, aunque quedó desligado de la investigación por el asesinato del Porteño.

En los allanamientos también se incautaron más de 20 teléfonos celulares que ahora serán peritados para profundizar la pesquisa.

Con respecto al joven que circulaba como acompañante del VW Gol y efectuó los disparos contra Quinteros, fuentes ligadas al caso aseguraron que tienen información de que huyo de su domicilio, por lo que están tras sus pasos.

Después de boliche

En la madrugada del lunes 28 de noviembre, el Porteño Quinteros se encontraba en el boliche Pop and Roll, ubicado en calle San Martín Sur. Cerca de las 6, el joven salió del establecimiento junto a un amigo, se saludaron y comenzaron a caminar en rumbos distintos.

Segundos después, se escuchó una detonación de arma de fuego. El amigo de Quinteros fue corriendo hasta el lugar y se encontró con el muchacho de 23 años tendido en el suelo y un VW Gol escapando de la escena. La víctima ingresó al Hospital Central con una herida de arma de fuego en la cabeza y falleció en la tarde del día siguiente.

Hasta el momento, los pesquisas no han podido determinar el motivo por el cual Quinteros fue atacado, aunque de las declaraciones testimoniales queda descartado que haya protagonizado alguna bronca en el interior del boliche.

Más noticias