policiales - Walter Fabián Quinteros Walter Fabián Quinteros
miércoles 30 de noviembre de 2016

Declaración de familiares y cámaras de seguridad para esclarecer un crimen a la salida de un boliche

Las autoridades no han logrado precisar los autores ni el motivo del ataque a Walter Quinteros (23), ultimado de un disparo en Godoy Cruz.

Han pasado más de 48 horas desde que Walter Fabián Quinteros fue asesinado a la salida de un boliche en Godoy Cruz. Las primeras horas han podido reconstruir los minutos previos al ataque, pero los pesquisas no logran identificar a los sospechosos del hecho.

El único testimonio de importancia que se ha sumado a la causa es el de un amigo del Porteño, tal como lo conocían al joven de 23 años. Este joven detalló ante el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello que estuvieron juntos en el boliche Pop n' Roll, ubicado sobre calle San Martín Sur a metros de la esquina con General Paz.

Siguiendo el relato del testigo, salieron del local bailable cerca de las 6, se saludaron y cada uno comenzó a caminar en distinto rumbo. En ese momento, el amigo del Porteño escuchó un estruendo y fue corriendo hasta el lugar, encontrándose con la víctima tendida en el suelo.

El joven también alcanzó a observar un auto –posiblemente un VW Gol Power- que escapaba a toda velocidad por calle General Paz. Sin embargo, no logró identificar a los ocupantes y mucho menos el dominio del rodado.

Es por esto que los pesquisas han solicitado una serie de elementos de prueba para avanzar en el expediente. Por un lado, solicitaron las grabaciones de las cámaras de seguridad ubicadas en la zona. Fuentes ligadas al caso explicaron que no hay ningún artefacto que haya podido grabar el ataque pero sí buscarán el escape del auto.

Otro de los aportes fundamentales serán las declaraciones que el fiscal les tomará a los familiares de Quinteros. Estos no quisieron aportar su versión mientras el joven estaba internado debido a la consternación, pero ahora los sabuesos judiciales esperan que brinden datos para avanzar en la causa.

Tanto la identidad de los asesinos como el motivo del ataque armado continúa siendo una incógnita para los detectives policiales.

Horas de agonía

Cerca de las 6 del lunes, el Porteño Quinteros caía tendido en Godoy Cruz de un disparo en la cabeza. Recién a las 19 del martes, los médicos del Hospital Central detectaron que había perdido la vida quedar internado en ese efector público.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas