Un mes prófugos

La travesía en la clandestinidad de los asesinos de David Calderón: vacaciones en la costa y redes sociales

Axel Tolosa (23) y Tomás Rubbiani (20) fueron condenados por el crimen de David Calderón (27), pero antes de eso estuvieron varios días escapando de la Justicia

Axel Tolosa (23) y Tomás Rubbiani (20) estuvieron poco más de un mes en la clandestinidad. Parecían dos jóvenes disfrutando de un viaje de mochileros por varias ciudades argentinas, pero en realidad estaban escapando de Mendoza tras asesinar a David Calderón (27) en su departamento ubicado frente a la plaza Chile. Cómo fueron los días de los días tras el crimen en Ciudad.

El 31 de enero, tras ahorcar con un cable a la víctima en el edificio ubicado en calle Gutiérrez, Tolosa y Rubbiani emprendieron su huida. Agarraron un celular, un televisor, una campera de la víctima fatal y cerca de 60 mil pesos que estaba ahorrando para irse a vivir a España con su madre.

Seguir leyendo

A los pocos días ya estaban en San Luis, provincia donde es oriundo Tomás Rubbiani –Axel Tolosa es de General Juan Madariaga, Buenos Aires-. Casi como mochileros, se quedaron unos días en la casa de una amiga. Los jóvenes querían deshacerse de los elementos robados del departamento de David Calderón. Primero le vendieron el teléfono a un vecino de la joven que lo hospedó.

El hombre compró el teléfono de buena fe y fue hasta una empresa para solicitar un chip. Una vez que lo encendió, desde la compañía le informaron a los investigadores policiales de Mendoza que el celular robado se había activado en San Luis. Le dieron el nombre del titular de la nueva línea.

Cuando los detectives llegaron al lugar, era tarde: Tolosa y Rubbiani se habían ido. Pero no tan tarde como para poder obtener datos. Con la declaración de comprador del celular y de la joven que los alojó, pudieron identificarlos y comenzaron a seguir sus pasos.

Para el 6 de enero, los asesinos giraban por la Costa Atlántica y estaban en Pinamar. En sus redes sociales mostraban actividad casi como si estuvieran vacacionando. De hecho, fueron tan poco previsores que subieron una foto con otro amigo que tenía una campera naranja y violeta, la misma que le habían robado a David Calderón.

Tolosa Rubbiani 1.jpg
La campera naranja y violeta pertenecía a la víctima del crimen en Ciudad.

La campera naranja y violeta pertenecía a la víctima del crimen en Ciudad.

No fue la única ciudad balnearia que visitaron. Seis días después lucían en las playas de Mar del Plata. En sus fotos decían los lugares donde estaban y contestaban comentarios de amigos como si nada hubiera pasado.

Tolosa Rubbiani 2.jpg
Tolosa subió varias fotos en Mar del Plata.

Tolosa subió varias fotos en Mar del Plata.

Finalmente, los efectivos policiales lograron detenerlos el 13 de febrero en la zona de Once, Buenos Aires. Pocos días antes, hasta habían logrado hacerse el tiempo para visitar el emblemático Obelisco. La historia tuvo su punto final el jueves pasado, cuando los dos jóvenes admitieron haber cometido el crimen en Ciudad y recibieron una condena a 25 años de cárcel.

Tolosa Rubbiani 3.jpg
La visita al Obelisco, días antes de ser detenido.

La visita al Obelisco, días antes de ser detenido.