En poco más de 6 meses, la Justicia logró esclarecer el asesinato de David Calderón, el joven de 27 años ultimado en su departamento ubicado en pleno centro. Si bien en un principio la investigación por el crimen en Ciudad parecía oscurecerse, este jueves los dos sospechosos admitieron haber cometido el hecho de sangre.

Tomás Rubbiani Mazza (20) y Axel Tolosa Peñalba (23) recibieron una pena de 25 años de prisión tras pasar por un juicio abreviado donde asumieron que fueron las personas que mataron a David Calderón en los últimos días del año pasado.

Seguir leyendo

El pacto fue acordado entre la fiscal del caso, Andrea Lazo, y la defensora oficial Silvina González, con el aval de los familiares de la víctima fatal. Los jóvenes arriesgaban una pena de prisión perpetua pero evitaron la máxima pena porque finalmente se cambió la calificación a homicidio en ocasión de robo.

Tomas Rubbiani.jpg
Tomás Rubbiani, uno de los condenados.

Tomás Rubbiani, uno de los condenados.

Al resolverse la situación en un juicio abreviado, el fallo de la jueza Mirna Montaldi quedó firme y no habrá chances de que ninguna de las partes apele. En concreto: Rubbiani y Tolosa pasarán 25 años en la penitenciaría -podrán salir algunos años antes si obtienen beneficios carcelarios-.

Crimen en Ciudad

El cuerpo de Calderón fue encontrado sin vida el sábado 2 de enero cuando una amiga de su hermana llegó a buscarlo a su departamento ubicado en la calle Gutiérrez, de Ciudad frente a la plaza Chile, debido a que no tenían noticias de él desde el mediodía del 31 de diciembre.

El olor que surgía del lugar fue la primera alarma y se decidió llamar a un cerrajero ya que la puerta estaba cerrada con llave. Al ingresar se encontraron con el peor panorama, el joven estaba sin vida sobre su cama, maniatado, de espalda y sobre un charco de sangre. La necropsia luego establecería que la fecha de su muerte fue el 31 de diciembre, entre las 19 y las 20.30.

La investigación estuvo empantanada hasta que los pesquisas detectaron que el celular que le robaron a la víctima fatal -además de dinero, ropa y un televisor- se activó en San Luis. Contactaron a la persona que lo tenía y determinaron que lo había comprado por Facebook. Así fue que identificaron a Rubbiani y Tolosa, quienes fueron detenidos en febrero en Buenos Aires, luego de hacer turismo por algunas ciudades de la Costa Atlántica.

Las pruebas los fueron acorralando ya que un cotejo genético dio positivo entre Axel Tolosa y rastros de semen que se encontraron en el lugar del hecho. Además, los tres protagonistas de la historia fueron captados por cámaras de seguridad caminando por el centro en las horas previas al crimen en Ciudad.