Diario Uno > Policiales > Crimen

Detuvieron a dos hombres por el crimen de David Calderon

Dos jóvenes fueron detenidos en Buenos Aires y trasladados a Mendoza como sospechosos del crimen de David Calderón ocurrido en la víspera de Año Nuevo

Tomás Trubbiani (22) y Axel Tolosa (19) fueron detenidos este viernes en Buenos Aires luego de que la fiscal de Homicidios, Andrea Lazo, pidiera su captura internacional por ser los principales sospechosos del crimen de David Calderón (27) ocurrido en la víspera de Año Nuevo en la Ciudad de Mendoza.

Según relevaron fuentes judiciales, los sujetos habían huido de Mendoza y por ello se realizaron allanamientos en la provincia de San Luis y en la Ciudad de Buenos Aires, donde finalmente se logró dar con ellos.

Te puede interesar...

Ahora, la Justicia deberá conformar una comisión para realizar el traslado y, una vez que se encuentren en tierras mendocinas, se hará la imputación por el crimen del joven mendocino. Hasta el momento, el caso está caratulado como homicidio criminis causa, es decir, se mató para ocultar otro delito, en este caso el robo ya que faltaban pertenencias en el departamento de Calderón.

El entorno cercano a la víctima se mostró escéptico sobre la hipótesis del robo en cada una de las marchas que se llevaron adelante para pedir Justicia y sospechaban de una ex pareja del joven.

El cuerpo de Calderón fue encontrado sin vida el sábado 2 de enero cuando una amiga de su hermana llegó a buscarlo a su departamento ubicado en la calle Gutiérrez, de Ciudad frente a la plaza Chile, debido a que no tenían noticias de él desde el mediodía del 31 de diciembre.

El olor que surgía del lugar fue la primera alarma y se decidió llamar a un cerrajero ya que la puerta estaba cerrada con llave. Al ingresar se encontraron con el peor panorama, el joven estaba sin vida sobre su cama, maniatado, de espalda y sobre un charco de sangre. La necropcia luego establecería que la fecha de su muerte fue el mismo jueves.

A través de las cámara de seguridad se había podido establecer el recorrido que había realizado Calderón desde su trabajo en la avenida San Martín y Entre Ríos hasta su departamento, donde vivía solo en el cuarto piso. En el camino habló por teléfono con su madre, quien reside en España para saludarla con motivo de las fiestas.

Según su familia, la comunicación fue interrumpida porque el joven iba a ingresar al ascensor y después no se supo más de él.