Policiales Jueves, 27 de septiembre de 2018

La investigación narco que avanza contra los Wachos Atrevidos

Tras los múltiples allanamientos que se realizaron a principios de este mes, dos líderes de la banda están complicados en el fuero federal. Los detalles de la pesquisa.

Más allá de la decena de expedientes que los tiene vinculados en la Justicia provincial, ahora el fuero federal también tiene bajo la lupa a importantes miembros de la banda lasherina apodada los Wachos Atrevidos. Una investigación narco terminó con la detención de tres integrantes de la facción que ahora están complicados.

La investigación comenzó con un llamado al Fonodrogas. Un denunciante anónimo advirtió sobre el narcomenudeo que se desarrollaba diariamente en el barrio 26 de Enero, ubicado en Las Heras. Los policías de la Dirección General de Lucha contra el Narcotráfico no tardaron mucho en constatar la veracidad de los hechos.

Todo desembocó con la detención de María Belén Díaz Parada (43), Luciano Matías Pereyra Díaz (23) y Juan Eduardo Medina (43). Los dos primeros son viejos conocidos de la Justicia y han estado más de una vez alojados en la penitenciaría. ¿Quiénes son estas personas?

Por el lado de la mujer, se trata de la madre de la familia. De hecho, el apodo con el que la conocen en la barriada es Madre Belén. Estaba en el domicilio con pulsera electrónica cumpliendo prisión domiciliaria, ya que hace dos años fue atrapada con 300 gramos de cocaína. Además, tiene una condena cumplida relacionada a estupefacientes.

Los sabuesos policiales la sindican como la líder de la banda, quien tomó protagonismo luego que su pareja, Marcelo Petete Sosa, fuera capturado con 90 kilogramos de marihuana en el límite con San Luis a medidados de 2015.

Sus tres hijos están detenidos. El mayor por un homicidio, el menor por robos y violencia de género y el del medio, Luciano, quien fue capturado a principios de este mes. Este joven también ha estado detenido en dos ocasiones en investigaciones por robos de vehículos. De hecho, en las redes sociales solía exhibir distintos vehículos que luego fueron secuestrados y se detectó que tenían autopartes adulteradas.

Por el lado de Medina, los investigadores sostienen que era quien acopiaba parte de la droga y se encargaba de custodiarla. El 7 de septiembre pasado se hallaron en su domicilio se halló la mayor parte de estupefacientes secuestrados por Narcocriminalidad.

Los tres individuos están ahora imputados por la Justicia Federal en una causa de la que, en la previa, será difícil que vuelvan a recuperar su libertad en el corto plazo.

La marihuana que complica a los Wachos Atrevidos. Foto: Prensa Ministerio de Seguridad.
La marihuana que complica a los Wachos Atrevidos. Foto: Prensa Ministerio de Seguridad.

Investigación hormiga

Antes de los allanamientos de principios de este mes, se dieron pequeños golpes a la narcobanda. El primero fue el 7 de junio pasado cuando personal de la Unidad Motorizada de Acción Rápida (UMAR) detectaron que un joven trasladaba un bolso por el interior de esa barriada.

Al intentar identificarlo, el sospechoso -aparentemente menor de edad- arrojó el contenido y salió corriendo, sin ser atrapado. Los policías secuestraron 4 ladrillos de marihuana que totalizaron poco más de 3 kilogramos y medio.

Trece días después, aproximadamente a las 16, policías de Motorizada también detuvieron a dos mujeres que en una bolsa contenían un kilo de cocaína sin fraccionar.

La pesquisa avanzó a trabajo de hormiga hasta que el juez federal Marcelo Garnica ordenó que se realicen tres allanamientos simultáneos el pasado 7 de septiembre en el barrio 26 de Enero.

En la casa 16 de la manzana 10 se detuvo a la Madre Belén y a su hijo Luciano Díaz. Se secuestraron 26 mil pesos en efectivo, 900 dólares, tres teléfonos celulares, una tablet, un frasco con restos de marihuana y dos plantines de cannabis de 20 centímetros.

En la casa 19 de la manzana 6 fue capturado Medina, quien tenía en su poder 5.900 kilogramos de marihuana, 13 gramos de cocaína, tres teléfonos celulares y dos balanzas.

Finalmente, en la casa 11 de la manzana 8 se secuestró un auto Ford Focus.

Más noticias