Crimen en Ciudad

La falta de testigos complica la causa por el crimen del hijo de un líder de la barra de Gimnasia y Esgrima

La Justicia busca avanzar en la investigación por el asesinato de Nicolás Balles (33), ocurrido en el marco de una guerra de barrabravas en la tarde del domingo, pero los presentes no quieren dar detalles en la causa

La derrota del Lobo en su estreno en la Primera Nacional quedó al margen del violento episodio ocurrido cerca de las 18, minutos antes en las inmediaciones del estadio Víctor Legrottaglie, entre calles Juan B. Justo, Lencinas y Boulogne Sur Mer. Una interna de la barrabrava derivó en una víctima fatal y una serie de heridos que quedaron internados en su mayoría en el Hospital Central fuera de peligro, aunque uno de ellos está en grave estado.

Hasta el momento la causa parece de difícil trámite. Fuentes investigativas detallaron que la cámara de seguridad del Ministerio de Seguridad ubicada en la esquina donde ocurrió el episodio estaba funcionando, por lo que están analizando las imágenes del hecho pero es bastante complejo debido a que se trató de un tumulto. Por está también están buscando otros artefactos alternativos que hayan podido captar el enfrentamiento. Además, hasta ahora los sujetos heridos e identificados no han querido aportar detalles sobre lo ocurrido.

Camaras crimen gimansia y esgrima.jpeg

Incluso dentro de las personas que quedaron internadas se encuentra Ramón Ricardo Balle (52), líder de la facción de la barra con asiento en el barrio Jesús Nazareno de Guaymallén y padre de la víctima fatal. Este hombre es un histórico dentro de la hinchada del Lobo y varios de sus cinco hijos lo acompañan cada vez que juega de local Gimnasia y Esgrima.

Ricardo Balle ya tiene un antecedente por un hecho similar ocurrido en mayo de 2018 cuando se desarrolló otro altercado en el control de ingreso al estadio, fue aprehendido y generó daños en el interior del patrullero en que lo trasladaron a la comisaría, según comentaron fuentes judiciales.

► TE PUEDE INTERESAR: José María Bianco se mostró apenado por lo que sucedió en Gimnasia y Esgrima

En tanto que las autoridades esperan a ver cómo evoluciona el estado de salud de Héctor Darío Pereyra (54), el único de los heridos que se encuentra internado en grave estado. Según el último parte de salud, tiene un hematoma epidural y múltiples fracturas faciales por lo que fue intervenido quirúrgicamente y quedó alojado en terapia intensiva. De hecho, este hombre es el único que está en calidad de demorado por la Justicia pero no porque haya pruebas de que fue el asesino sino porque es el único de los lesionados que pertenece a la facción contraria a la víctima fatal.

Respecto al motivo que desató la guerra de barrabravas, los pesquisas aclararon que la disputa comenzó a tomar fuerza el año pasado entre las facciones con asiento en el barrio Jesús Nazareno de Guaymallén y el barrio San Martín de Ciudad. La información sostiene que no se trataría de conflictos por dinero, drogas o por poder territorial, sino que la chispa se encendió cuando comenzó una discusión entre los barras por unas mujeres.

► TE PUEDE INTERESAR: La vicepresidenta de Gimnasia y Esgrima lamentó los incidentes que terminaron con un hincha muerto