Abuso sexual en Godoy Cruz

Investigan si hubo negligencia de funcionarios estatales y judiciales por el caso del Chacal del barrio Covimet

La Unidad Fiscal de Delitos Sexuales decidió profundizar la pesquisa que tiene a un hombre detenido y acusado de haber violado durante varios años a tres de cinco hermanitos que habían quedado a su cargo por decisión del Gobierno

Cuando salió a la luz el caso del presunto Chacal del barrio Covimet, de Godoy Cruz varios investigadores se preguntaron cómo fue que el Estado permitió que cinco hermanitos quedaran a cargo de un hombre tan siniestro. Parece que ahora la misma pregunta se hizo el fiscal de la causa contra Hugo Daniel Sánchez que ordenó profundizar la investigación en cuanto a posibles complicidades o negligencias del aparato judicial y estatal.

Sánchez está detenido desde hace poco más de un mes acusado haber vejado a tres niños cuando quedaron a su cargo como familia cuidadora, a mediados de los años '90 hasta el año 2003 -ver más abajo-. El próximo viernes está previsto que una jueza defina si los delitos están prescriptos por el paso del tiempo o si pueden seguir siendo investigados.

Pero más allá del expediente contra el sospechoso, en la jornada del martes se emitió un comunicado buscando profundizar la pesquisa con personas que puedan haber sido cómplices o al menos negligentes. El fiscal Gustavo Stroppiana le solicitó a personal policial de la División de Delitos contra la Integridad Sexual que se individualicen a "las personas mencionadas como aquellas que podrían haber tenido conocimiento de los hechos. Se debe consignar si cumplen en la actualidad funciones en el Estado, cargo y repartición".

► TE PUEDE INTERESAR: Los médicos decidieron hacerle una traqueotomía a Giuliana Lucoski y sigue en estado grave

La directiva es clara: puede haber funcionarios gubernamentales y del Poder Judicial que tuvieron una intervención directa para que Sánchez quedara a cargo de los cinco menores de edad y terminara cometiendo los abusos sexuales.

Esto será un punto crucial en la causa ya que no sólo apunta a investigar una posible desidia estatal sino que también podría derivar en dejar vigente la investigación ya que los delitos contra funcionarios públicos no prescriben.

Fiscal Gustavo Stroppiana
El fiscal Gustavo Stroppiana que lleva adelante la investigación contra el Chacal del barrio Covimet.

El fiscal Gustavo Stroppiana que lleva adelante la investigación contra el Chacal del barrio Covimet.

Abuso sexual en Godoy Cruz

A mediados de los años '90, cinco hermanitos de entre 1 y 8 años que estaban alojados en un hogar de la Dinadyf fueron asignados a una familia cuidadora. Quedaron a cargo de un matrimonio que residía en el barrio Covimet y allí vivieron durante varios años. Sin embargo, a mediados de octubre de 2019 y ya siendo mayores de edad denunciaron haber vivido un infierno en esa propiedad.

La hermana más grande fue la primera en denunciar una batería de abusos sexuales que habría sufrido por el hombre que estaba a su cargo. Ese mismo mes se sumó uno de sus hermanos y finalmente la más pequeña del grupo.

Los vejámenes habrían ocurrido hasta el 2003 y en varias partes del departamento donde vivían. En la habitación del matrimonio, en la pieza de los propios niños, en la cocina y en el baño. Las víctimas generalmente eran atacadas cuando estaban solas porque sus hermanos estaban jugando en la calle. Refirieron haber sufrido tocamientos y abuso sexuales con acceso carnal. Una de las denunciantes detalló que en una ocasión el hombre la hizo mirar mientras violaba a su hermanito y en otra instancia los obligó a tener relaciones entre ellos.

Como suele ocurrir en este tipo de casos, el agresor los amenazaba con separar al grupo de hermanos o "devolverlos" al Estado si es que alguno confesaba lo que ocurría en la casa del barrio Covimet.

Tras las denuncias, el fiscal Stroppiana comenzó a recabar pruebas contra el sospechoso y terminó ordenando su detención el 7 de abril pasado.