Avanza la investigación

Imputaron y arriesga prisión perpetua el acusado de matar al empleado de la fábrica de piletas IPC

La Fiscalía de Homicidios acusó a Kevin Ariel Vera por el crimen de Gabriel Ortiz Vilches (30), ocurrido a mediados de este mes en el marco de un asalto

La Justicia avanzó a paso firme en la investigación por el crimen en Las Heras de Gabriel Ortiz Vilches, el joven de 30 años que fue víctima de un crimen en Las Heras tras un asalto ocurrido hace más de una semana. El único sospechoso en el expediente, que fue detenido en la jornada del miércoles fue imputado y arriesga una dura condena en su contra.

Desde la mañana de ayer que Kevin Ariel Vera, de 22 años, estaba siendo buscado por las autoridades policiales y judiciales luego de que testigos lo señalaron como autor del hecho de sangre ocurrido el 19 de febrero pasado. Se emitió un pedido de captura nacional e internacional, hasta que en horas de la tarde fue capturado en un domicilio de su hermana donde se ocultaba.

Kevin Vera quedó a disposición de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien este jueves decidió acusarlo formalmente en el expediente. El sospechoso fue imputado por homicidio criminis causa, es decir, que mató al trabajador de IPC para garantizarse la impunidad del robo que cometió. Bajo esta calificación pasó a arriesga una potencial condena a prisión perpetua. En el acto formal, el acusado utilizó su derecho a no declarar.

Gabriel Ortiz Vilchez.jpg

Las primeras pruebas de la causa son testimoniales que sindicaron a Kevin Vera como el autor del hecho de sangre junto, al menos, a un sujeto más. A esas declaraciones se les sumó la imagen de una cámara de seguridad privada que captó a los asaltantes. Si bien no se puede detallar el rostro de los sospechosos, la característica física de una de ellos coincide con la de Kevin Vera, según detallaron fuentes judiciales y policiales.

Crimen en Las Heras

El 19 de febrero pasado, cerca de las 6.30 de la madrugada, Gabriel Ortiz Vilches había salido de su casa en dirección a su trabajo en la fábrica IPC, ubicada en el parque industrial de Las Heras. Pese a que sus familiares le habían advertido que deje de movilizarse en bicicleta porque era peligrosa la zona por donde transitaba, el joven padre de tres hijos insistía en que tenía la protección de Dios.

►TE PUEDE INTERSAR: La familia del empleado de IPC muerto en un asalto, le había pedido que no fuera en bicicleta al trabajo

Lo cierto es que en la intersección de Lisandro Moyano y Fangio fue interceptado por un grupo de delincuentes que lo golpeó en su cabeza y le sustrajo su bicicleta y su documentación personal. Gabriel Ortiz quedó internado en terapia intensiva del Hospital Italiano donde estuvo en estado de coma hasta el domingo siguiente, cuando finalmente perdió la vida. Sus familiares realizaron una manifestación días después en el lugar del hecho reclamando por Justicia.

►TE PUEDE INTERSAR: La madre del empleado de IPC muerto tras un asalto aseguró: "Dios se quedó dormido ese día"