La investigación por el caso delChacal de Guaymallén comenzó a dar sus primeros pasos judiciales. El sospechoso de violar a su hijastra y tener tres hijos fue imputado en la causa y se avecinan pruebas claves.

El hombre de 43 años fue acusado formalmente en el expediente. La fiscal de Delitos Sexuales Virginia Rumbo lo imputó por abuso sexual con acceso carnal agravado por ser encargado de la guarda. Este delito contempla de 8 a 20 años de cárcel.

Te puede interesar...

El presunto Chacal se abstuvo de declarar en ese acto. El paso posterior fue trasladarlo a la penitenciaría, donde quedará alojado al menos hasta la audiencia de prisión preventiva que se realizará en las próximas semanas.

Ya con el hombre imputado por el abuso sexual en Guaymallén, las autoridades pueden extraerle sangre para realizar una prueba clave: el cotejo genético. Si la comparación entre su ADN y el de los tres hijos de la denunciante da positivo, su suerte estará prácticamente sentenciada.

Años de abusos

La investigación nación hace un puñado de semanas cuando una mujer de 31 años se presentó a radicar la denuncia. La víctima aseguró que desde los 14 años que era abusada sexualmente por su padrastro en un domicilio donde vivían en Guaymallén. Producto de esos vejámenes, la víctima tuvo tres hijos. Logró romper el círculo de violencia cuando huyó de su domicilio y tomó el valor para radicar la denuncia.

Policías de la División de Delitos contra la Integridad Sexual avanzaron con varias pruebas y el viernes pasado detuvieron al sospechoso tras un allanamiento que se realizó en Guaymallén.