Ocurrió en Guaymallén

Imputaron al joven que simuló una detención como excusa para faltar al trabajo y desató un operativo policial

Un joven venezolano de 19 años fue acusado del delito de falsa denuncia luego de mentirle a su jefe para no acudir a su puesto de trabajo. Le mandó un video fingiendo estar dentro de un patrullero policial pero en realidad estaba en la casa de su novia

Una insólita excusa de un joven para faltar al trabajo derivó en un operativo policial en Guaymallén y en un expediente judicial. El chico de 19 años fue acusado de simular una detención para no acudir a su puesto de trabajo, aunque en realidad se encontraba durmiendo en la casa de su novia.

Eran las 7.15 del miércoles pasado. Un hombre de 32 años llegó hasta la subcomisaría Puente de Hierro, ubicada en Los Corralitos. Empezó a preguntar por qué estaba detenido su empleado, un joven venezolano de 19 años llamado Said Valencia. Los uniformados se miraron a la cara sin entender nada y le contestaron que durante la madrugada no habían aprehendido a ninguna persona de esas características.

El jefe, que tiene un negocio en la feria de Guaymallén, insistió con su teoría y mostró los últimos chats que había mantenido con el joven. Desde minutos antes de las 6 de la mañana que el joven comenzó a decirle que se lo estaban llevando detenido a la dependencia policial. Incluso su jefe lo había llamado pero Valencia no atendió porque "estoy hablando con mi mamá así trae el documento".

chats falsa denuncia.jpg

La situación se extendió hasta las 6.30, cuando el supuesto detenido dejó de contestar los mensajes y apagó su teléfono celular. Pero antes de eso incluso le había mandado un video a su jefe adentro de un móvil policial.

Embed

Al ver estas pruebas, los efectivos policiales se preocuparon y empezaron a consultar por radiofrecuencia a sus colegas. Personal de Investigaciones les dijo que no habían detenido al chico. Policías de Motorizada lo mismo.

La Justicia decidió comenzar a investigar el paradero con suma preocupación: un detenido por la Policía de repente había desaparecido de la faz de la tierra. Se realizaron varias medidas hasta que una de ellas terminó por descomprimir la situación para todos, menos para el chico en cuestión. Se realizó un allanamiento en la casa de la novia de Said Valencia y allí se lo encontró, muy cómodo, durmiendo junto a la joven.

Lo que era un expediente por averiguación paradero mutó a una falsa denuncia. El fiscal de Delitos No Especializados imputó por ese delito al adolescente, quien ahora sí quedó detenido y arriesga una pena de 2 meses a 1 año de cárcel.

Fuentes ligadas al expediente detallaron que el video que había enviado el joven en realidad lo había filmado a mediados de 2021 en una ocasión que resultó aprehendido junto a su pareja.

►TE PUEDE INTERESAR: Mendoza tiene su zona "Caminito", donde San Martín y Carlos Gardel conversan entre carnes a la parrilla

Temas relacionados: