Finalmente fue imputado el detenido por el femicidio de Daiana Aballay. El Ministerio Público Fiscal (MPF) encuadró penalmente la situación de Sebastián Salomón, único aprehendido por los hechos ocurridos el pasado domingo en el barrio Espejo, de Las Heras. La calificación podría variar de acuerdo al avance de la investigación

Las autoridades del Ministerio caratularon los hechos en los que Salomón agredió sexualmente y terminó con la vida de Daiana Aballay como “homicidio criminis causa en concurso ideal, con homicidio agravado por ser cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género (femicidio); en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas”.

De esta manera, el detenido aguarda el avance de su situación penal, que podría tener modificaciones a medida que se desenvuelva la labor de la Fiscalía de Homicidios y el expediente sume nuevas pruebas.

Sebastián Salomón, de 20 años, dijo que abusó sexuakmente e hirió con un machete a Daiana Aballay. Tiene antecedentes psiquiátricos y había dudas sobre si era imputable o ininmputable.

Daiana Aballay tenía 24 años y un hijo de 5 años

En el momento que Sebastián Salomón, de 20 años, fue detenido en Las Heras, se quebró y le dijo a los policías que había sido él quien abusó sexualmente de Daiana Aballay, de 24 años, y que la hirió en la espalda, cabeza y pecho con un machete.

Al consultar la base de datos para saber si Salomón tenía antecedentes, salió a la luz que el sospechoso tiene varias entradas al Hospital Pereyra ya que padece algunas patologías psiquiátricas.

El acusado quedó detenido en la Subcomisaría Iriarte, de Las Heras, a disposición de la fiscal de Homicidios, Andrea Lazo.

En el momento de la captura, Salomón tenía la cara y sus brazos rasguñados. Las heridas se notaban que eran recientes, por lo que los policías que lo detuvieron en calle General Paz y Barrionuevo, de Las Heras, estaban casi seguros que era el autor.

Luego de requisarlo le secuestraron una navaja y un encendedor que tenían manchas de sangre. Ante las preguntas de los efectivos, Salomón confesó que él había herido a Daiana Aballay en su casa de calle Necochea al 2.700, de Las Heras, y dijo dónde había escondido el machete que usó.

El hecho fue pasadas las 14 del domingo. La joven madre había sido llevada por su marido al Hospital Carrillo, donde la estabilizaron y la trasladaron al Hospital Central, donde horas más tarde murió.

Seguir leyendo