Diario Uno Policiales femicidio
Ocurrió en Catamarca

Fuerte confesión de un femicida: "La prendí fuego, pero no la maté"

La policía de Catamarca descubrió un brutal femicidio tras hallar los restos calcinados de una mujer, quien estaba desaparecida hace más de un mes

Por UNO

(Editado por Marcos Barrera) El pasado martes 7 de septiembre se descubrió un brutal femicidio en Catamarca efectivos policiales. Eliseo Guerrero (33) es el único detenido por el femicidio de su ex pareja, Eugenia Olivera (37). Los restos de la mujer, quien estuvo desaparecida más de un mes, fueron hallados calcinados en el kilómetro 33 de la Ruta Provincial 46.

"Le puse mucha leña, troncos grandes, le prendí fuego y me fui", relató Guerrero (33) ante la fiscal Soledad Rodríguez, el acusado reconoció que quemó el cuerpo pero negó haberla asesinado.

Seguir leyendo

Femicidio-en-Catamarca1.jpg

Los restos fueron encontrados por la Policía en una zona conocida como Amanao, entre los departamentos de Andalgalá y Belén. En las inmediaciones también localizaron un anillo y un arito que posibilitaron identificar a la víctima.

La desaparición de Olivera fue denunciada en redes sociales por una amiga durante el pasado 16 de julio cuando intentó comunicarse con ella en reiteradas oportunidades y no lo consiguió. Según contó esa allegada, la mujer era madre de tres hijos y tenía una relación conflictiva con su ex pareja.

Femicidio-en-Catamarca2.jpg

Para la Fiscalía, Guerrero es el asesino de su ex pareja, ya que su relato presenta incongruencias con las pruebas recolectadas en el lugar donde encontraron el cuerpo.

En su relato ante la Justicia, el femicidia relató que el día que la mujer desapareció, ambos iban hacia Belén a bordo de una moto y pararon en la ruta, en el paraje Agua Salada, donde conversaron sobre los tres hijos que tenían en común y una deuda. "Estuvimos conversando y yo quería conversar con respecto a (...) una persona que había estado con ella antes de salir conmigo, yo buscaba la manera de reflexionar con ella (...), dijo y agregó que él se retiró para buscar un termo en la moto y cuando regresó, la mujer estaba en el suelo y sin signos vitales.

"Estaba tirada boca arriba, en una pendiente con la cabeza para abajo, yo la gire y trate de sentarla, no era la primera vez que le pasaba eso, cuando se ponía nerviosa y mal, ella se desmayaba. Me di cuenta que no respiraba, le tomé los signos vitales y no tenía pulso, intenté reanimarla pero no pude, después hice lo peor que pude haber hecho", siguió.

https://twitter.com/desaparecidaorg/status/1436488770426179613

"Pensé en cargarla y traerla, pero sabía que nadie me iba a creer lo que había pasado. La arrastré de los pies para abajo y le prendí fuego, todos me dicen que ‘porqué sos tan frío, que sos poco expresivo’, todos estaban en contra mío, yo de chico me drogaba mucho, de los 8 a los 15 años fumé mucha marihuana y tomé mucha cocaína", se justificó.

Guerrero se encuentra imputado por homicidio doblemente calificado, por haberse cometido en contra de una persona con la cual mantenía una relación de pareja, en grado de autor y en concurso ideal, en contexto de violencia de género.

Tras la audiencia, la fiscal confirmó que se aguardan las muestras de ADN enviadas al Laboratorio Satelital Forense.

Temas relacionados: