Diario Uno > Policiales > femicidio

Femicidio de Pilar Riesco: se entregó el prófugo acusado del crimen

Patricio Reynoso, autor del femicidio de Pilar Riesco, ocurrido en marzo de 2020 cuando la joven cayó de un balcón en el barrio de Nueva pompeya, se entregó a la Justicia

Patricio Leonel Reynoso, el supuesto femicida de su novia Pilar Riesco, quien murió al caer de un balcón en el barrio porteño de Nueva Pompeya en marzo de 2020, se entregó a la Justicia este miércoles tras permanecer más de dos meses prófugo. Quedó detenido de acuerdo a lo informado por fuentes judiciales y policiales.

Reynoso, de 32 años, por quien se ofrecía una recompensa de $1 millón y medio por datos de su paradero, se presentó este miércoles en la tarde junto a un abogado en la sede de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad en el barrio de Palermo.

El acusado quedó detenido a disposición de la jueza en lo Criminal y Correccional 51, Graciela Angulo de Quinn, quien lo tiene imputado en la causa por "homicidio calificado por el vínculo y por haber mediado violencia de género", delito que prevé una pena de prisión perpetua.

"Buscamos justicia por Pilar y por todas la víctimas de violencia de género", dijo a Télam este miércoles, llorando, la madre de la víctima, Adriana Chiaverano, quien en las últimas semanas había promovido un ofrecimiento de recompensa para poder detener al sospechoso.

Te puede interesar: Dramático robo de un auto con un bebé a bordo

La mujer reconoció que ahora se siente "un poco más tranquila" y señaló: "No estoy feliz, pero quiero creer que se va hacer justicia."

Para la madre de Pilar, "hay muchísimas pruebas" contra Reynoso, por lo que quiere que el acusado "pague por lo que hizo".

"Hay muchas chicas que perdieron la vida y no tuvieron justicia, por eso hay que hacer algo. No quiero que nadie más tenga que sufrir lo que sufrió mi familia", añadió la mujer.

El miércoles pasado, a dos meses de que ningún operativo lograra localizar y detener a Reynoso, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, publicó en el Boletín Oficial la resolución 238/2021, en la que se ofrecía $1.500.000 a quienes aporten datos que permitan localizar al prófugo.

Además de tener captura nacional, Reynoso también había ingresado a la lista de alertas rojas de los más buscados por Interpol.

El acusado fue declarado en rebeldía el 31 de marzo de 2021 cuando se ordenó su detención y no fue hallado, y días más tarde, el 5 de abril, se publicó su orden de captura nacional e internacional.

El ofrecimiento de recompensa para dar con el acusado de matar a Pilar era solicitado desde hacía tiempo por Adriana Chiaverano, madre de la joven estudiante.

Femicidio Pilar Riesco fue asesinada en marzo de 2020 por su novio.jpg

Reynoso había estado detenido un tiempo por la muerte de Pilar y, luego, fue excarcelado por decisión de la sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, que consideró que no había mérito suficiente como para mantenerlo con prisión preventiva.

Pero con el correr de la pesquisa, se sumaron elementos probatorios que llevaron al Ministerio Público a solicitar nuevamente su arresto, que fue concedido por la magistrada de la causa, quien ordenó una ampliación de la declaración indagatoria del sospechoso y libró una orden de detención para que interviniera personal de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, que no pudo dar con el acusado.

Fuentes de la investigación confirmaron a Télam que se realizaron allanamientos en domicilios ubicados en la ciudad de Buenos Aires y en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, sin resultados.

El episodio investigado ocurrió cerca de las 16.30 del domingo 15 de marzo de 2020, cuando la joven cayó del balcón del departamento "E" del cuarto piso de la calle Alagón 305, en Nueva Pompeya.

Nueva Pompeya El edificio donde vivía Pilar Riesco con su novio, acusado de femicidio.jpg

Según la pesquisa, Reynoso había regresado de bailar a las 8, se acostó a dormir y cuando se despertó comenzó una discusión prolongada con la joven, con quien convivía.

El imputado afirmó que Riesco comenzó a increparlo, a gritarle, a decirle que no lo quería, que incluso en un momento le arrojó un portarretrato con una foto de ellos y que luego fue al balcón y se tiró al vacío.

Sin embargo, para la fiscalía y la querella, Reynoso "le propinó golpes varios" que le causaron "múltiples" lesiones.

Seguir leyendo