Policiales Lunes, 21 de noviembre de 2016

Femicidio de Ayelén Arroyo: confirmaron que su padre es imputable

Los exámenes psiquiátricos señalaron que Roque Arroyo, quien mató a su hija de 19 años, era consciente de los hechos. El jueves le dictarían la prisión preventiva.

En los últimos días la fiscal de Homicidios Claudia Ríos recibió el informe de las pericias psiquiátricas que le realizaron a Roque Arroyo (54), el hombre acusado de asesinar a su hija Ayelén Arroyo el pasado 28 de septiembre en Ugarteche, Luján.

Los resultados indicaron que el acusado entendía todo lo que hacía en el momento del hecho, por lo que es imputable. Ahora se retomará la audiencia para dictarle la prisión preventiva.

El examen psiquiátrico había sido solicitado por la abogada defensora de Arroyo, cuando en el Juzgado de Garantías la fiscal pedía la preventiva para que el imputado quede detenido hasta que sea sometido a juicio oral.

El juez David Mangiafico hizo lugar al requeri miento de la defensa y con los resultados a disposición la audiencia continuará este jueves, en donde se definirá el destino de Arroyo.

Las pruebas dieron cuenta de que el hombre tenía plena consciencia de sus actos cuando mató a su hija. Esto significa de que puede ser imputado (lo está en tres causas) y la investigación en su contra continuará.

Tres acusaciones

Ser el autor del crimen de Ayelén fue la causa que puso a Arroyo en conocimiento público, pero no sería ni la primera ni la última. A partir de este homicidio se conocieron otros hechos en los que fue sindicado, también involucrando a otra hija.

El 14 de septiembre Ayelén lo denunció por abusos contra su persona. Además, la joven de 19 años en esa presentación expuso su temor a que el hombre vejara también a la hija de Ayelén, una beba de pocos meses.

Un par de semanas después Arroyo golpeó y apuñaló hasta matar a su hija, en una casa del barrio Las Rosas, de Ugarteche, en donde vivía la víctima.

Luego de eso el sospechoso fue detenido e imputado por homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género. Además, se lo acusó formalmente del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en grado de tentativa, también en perjuicio de Ayelén.

Con el fatal desenlace de la joven, Marcela Arroyo, una hermana que vive en Salta viajó a la provincia también para denunciar los abusos que había sufrido por parte de su padre y asegurando que el hijo que tenía era producto de esas violaciones.

Un examen de ADN confirmó los dichos de esta mujer, por lo que Roque Arroyo recibió una nueva imputación: abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo.

Con todas estas pruebas en su contra, el jueves se definirá la prisión preventiva para el acusado.

Fiscal en problemas

Fabricio Sidoti, fiscal de Luján, recibió la primera denuncia de Ayelén por los abusos de su padre. Roque Arroyo quedó libre y luego mató a su hija.

Ahora Sidoti enfrenta un Jury de Enjuiciamiento.

Más noticias