Los asaltos ocurridos por encuentros pactados por Facebook para la compra de bienes deja nuevos capítulos prácticamente a diario. Durante el miércoles, al menos dos personas fueron asaltadas en Guaymallén y en Luján por delincuentes que los citaron para venderles un producto, pero no era más que un engaño.

No eran aún las 20 del miércoles, cuando un hombre de 34 años llegó a calle Humahuaca y Canadá, de Guaymallén, donde esperaba encontrarse con el vendedor de un martillo neumático.

Te puede interesar...

A los pocos minutos de haber llegado al lugar, dos personas se acercaron a él y lo amenazaron con armas de fuego mientras le exigieron el dinero que sabían que llevaba para la compra de la herramienta.

De esa manera, los asaltantes le robaron $15 mil y su celular, y escaparon en segundos sin dejar rastros.

La víctima pidió ayuda y llamó a la Policía para contar lo que le acababa de pasar, pero los delincuentes no fueron detenidos, y le pidieron que hiciera la denuncia online.

La Oficina Fiscal N° 19 quedó a cargo de la causa.

El segundo hecho tiene como víctima a un chico de 17 años que quería comprar una bicicleta que vio publicada por Facebook.

El presunto vendedor lo citó en el interior del barrio Los Alcerces II, de Luján, donde la víctima llegó pasadas las 20 del miércoles.

La historia se repite. Dos delincuentes armados lo atacaron y a punta de pistola le robaron $14 mil, 100 dólares, su celular, y escaparon.

Alertó a la Policía, hicieron un recorrido por la zona, pero no encontraron a los asaltantes.

Una vez más, y como pasa en la mayoría de estos hechos, la causa quedó sin detenidos. Intervino la Oficina Fiscal N° 15 donde quedó la investigación.

Recomendaciones

Los especialistas indican que las personas que quieran hacer una compra por Marketplace, de Facebook, siempre tomen medidas de seguridad antes de hacerlo.

Una de ellas es verificar el perfil de esta red social del comprador o vendedor para tratar de determinar si es un perfil real o parece creado hace poco tiempo, con pocas interacciones y sin comentarios.

El punto de encuentro debería ser un lugar muy público y en horarios donde haya mucha circulación de personas, para evitar ser víctima de un asalto. Una posibilidad es que se encuentren en la puerta de una Comsiaría.

En caso de sospechas de la persona con la que se va a hacer un negocio, alertar a la Polícía, especialmente a la División de Delitos Económicos.