Policiales Jueves, 13 de septiembre de 2018

El Rengo Aguilera, entre 1 año de cárcel o la absolución por amenazas a su expareja

Luego de un juicio correcional que comenzó el 27 de julio pasado, este jueves ingresó en la recta final. Se realizaron los alegatos por parte de la fiscal y el abogado defensor del imputado.

Daniel Rengo Aguilera, el conocido ex jefe de la barrabrava de Godoy Cruz, volverá a escuchar una setencia en los próximos días. Ya sea absuelto o condenado por amenazar a su expareja, el hombre continuará alojado en el penal de Boulogne Sur Mer.

Luego de un juicio correcional que comenzó el 27 de julio pasado, este jueves ingresó en la recta final. Se realizaron los alegatos por parte de la fiscal y el abogado defensor del imputado.

La investigadora de la Unidad Fiscal de Violencia de Género solicitó un año de prisión por el delito de amenazas simples. En caso que el juez Marcos Pereira acceda a esto, se sumará a una condena anterior de 2 años y medio.

Por el lado de la defensa, el abogado Octavio de Casas pidió la absolución lisa y llana. Fuentes judiciales comentaron que los argumentos fueron que los mensajes de Whatsapp amenazantes que recibió la víctima en su teléfono celular eran de un número desconocido, por lo que no quedó acreditado que haya sido Aguilera el autor.

Ante esto, la fiscal alegó que la víctima reconoció en el debate que era su expareja quien mandaba los textos y que el contenido era correspondiente a episodios que acaban de ocurrir entre ambos.

Tras escuchar las dos posturas, el juez Pereira se tomó un cuarto intermedio para definir el veredicto. Hasta el momento, no hay fecha para la reanudación del debate y lectura de la sentencia.

De una forma u otra, el Rengo Aguilera continuará privado de su libertad ya que se encuentra detenido en el marco de una investigación en el fuero federal por una causa de narcotráfico.

Por orden de la Corte

El 30 de marzo de 2017, Aguilera se dirigió a un barrio privado ubicado en Carrodilla donde vive su expareja y madre de sus hijos. Ambos protagonizaron una discusión que fue subiendo de tono y terminó con la mujer lesionada. La víctima salió corriendo a la calle y pidió ayuda a una guardia de seguridad del barrio, quien se convirtió en testigo del expediente.

La fiscal mandó al sospechoso a la cárcel de Boulogne Sur Mer tras imputarlo por lesiones agravadas por violencia de género y amenazas, aunque finalmente fue condenado sólo por lesiones leves en un juicio realizado a los pocos meses.

La fiscal Fernández Poblet apeló el veredicto y la Suprema Corte de Justicia le dio la razón: ordenó que se realice un nuevo debate sólo para determinar si también debía ser condenado por las amenazas.