Policiales Viernes, 7 de septiembre de 2018

El Próvolo en La Plata fue allanado por una declaración en Mendoza

Un ex alumno del colegio en Buenos Aires dio su testimonio en la fiscalía y aseguró que en La Plata ocurrían los mismos hechos que en la sede de Luján. Apuntó al cura Corradi.

El instituto Antonio Próvolo en La Plata fue allanado por efectivos de la policía tras la denuncia de abuso sexual de al menos 17 menores sordomudos que concurrían al establecimiento educativo entre las décadas de 1980 y 1990. La declaración de un testigo en la causa de Mendoza derivó en esta investigación que ahora comienza en la capital de la provincia de Buenos Aires.

Según confirmaron fuentes policiales, el operativo fue ordenado por la fiscal Cecilia Cordfield, quien está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio de La Plata N°15, especializada en trata de personas y pedofilia, en el marco de la causa por los delitos de abuso sexual y encubrimiento que habrían ocurrido en la sede platense y que fueron denunciados por los padres de los alumnos.

El operativo comenzó alrededor de las 9 del jueves en el establecimiento ubicado en la calle 47 entre 25 y 26 de La Plata, donde funciona una escuela para niños sordos e hipoacúsicos y terminó pasadas las 17.30. En el lugar se hicieron presentes la fiscal Cordfield y personal de la Policía Científica, que realizaron inspecciones y peritajes dentro de la escuela.

Con el operativo la fiscal buscaba, según las fuentes, recolectar material fílmico e información de las personas que concurrían al colegio y habrían sido abusadas sexualmente hace varios años, como también de los sacerdotes denunciados.

Los informantes señalan que se secuestraron biblioratos, carpetas con documentación y certificados médicos desde el año 1987 hasta la actualidad, y trascendió que también se incautaron varas de madera que habrían sido utilizadas para castigar a los menores y que fueron encontradas en un habitáculo al que sólo podían ingresar las autoridades religiosas.

La investigación en la capital de Buenos Aires se inició en el año 2016, cuando aparecieron las denuncias por abusos en el instituto Próvolo en Luján de Cuyo, Mendoza.

En agosto del año pasado un hombre de 43 años que fue alumno en la sede platense aseguró que en aquel lugar se vivió la misma situación de abusos sexuales que en la institución de Mendoza.

El hombre que es hipoacúsico declaró en la Fiscalía de Delitos Contra la Integridad Sexual de Mendoza y señaló al cura Nicola Corradi, de 82 años, como autor y cómplice de los vejámenes ocurridos en La Plata y dio detalles de los abusos sexuales, maltratos y hasta de la pésima alimentación por parte de los clérigos a los alumnos. El sacerdote mencionado está con arresto domiciliario a la espera del juicio.

Además, al declarar como testigo, el hombre dijo que conoció a un ex empleado de la escuela de Luján que estuvo detenido, pero que luego fue declarado inimputable. Luego de esa testimonial, y según confirmaron fuentes judiciales, la fiscalía extrajo compulsa y derivó las actuaciones a La Plata. Los investigadores sostienen que hay muchas coincidencias entre los hechos sucedidos en ambos institutos.

E primer fiscal fue procesado

Fernando Cartasegna fue el magistrado que inició la causa de Buenos Aires, pero tiempo después fue separado y ahora es investigado por incumplimiento de deberes en su función.

14 imputados tiene la investigación de Mendoza, con curas, monjas y ex empleados acusados. Cuatro causas ya van a juicio.