Policiales Miércoles, 19 de abril de 2017

El legajo de asesinatos vinculado al último crimen en la triple frontera

La historia de la familia Mirabal, cuyos hermanos están presos por el homicidio de Sergio Guajardo (40), ligada al hampa en el barrio La Gloria.

El homicidio de Sergio Luis Guajardo Maturano (40) en la zona de la triple frontera entre Godoy Cruz, Maipú y Luján de Cuyo está en vías de ser esclarecido. Dos hermanos de apellido Mirabal, una familia con amplio prontuario delictivo en la zona del barrio La Gloria, se encuentran imputados por el hecho. Los investigadores detectaron varios crímenes alrededor de estas tres personas e indagan la posible conexión con el último hecho.

Sergio Guajardo, que era un empleado estatal, falleció el lunes tras estar más de tres semanas agonizando en el Hospital Central. Mauricio Mirabal (25) se encuentra detenido en la cárcel e imputado por el asesinato. Su hermano Carlos (27) fue formalizado por unas amenazas ocurridas segundos después del hecho de sangre.

No es la primera víctima fatal que tiene la familia Guajardo. Su hermano Cristian sufrió la misma suerte el 25 de febrero de 2013. El joven de 19 años, apodado Pitila, recibió tres disparos en la cabeza en las inmediaciones del barrio La Gloria tras disputarse el botín de un asalto a un taxista. Juan Abel Toledo (28) fue condenado tiempo después a diez años de prisión por ese hecho.

La bronca entre los Guajardo y los Mirabal era de vieja data. De hecho, hay otro asesinato que motivó a Sergio a tomar la decisión de abandonar el barrio La Gloria y mudarse a Carrodilla -creen que al momento de su muerte estaba visitando a familiares en el barrio Huarpes-. Su amigo Gustavo Raúl Núñez (35) fue acribillado también en la manzana L del barrio La Gloria, la que es dominaba por los Mirabal. El Pelado, tal como lo conocían, recibió heridas de arma de fuego en la cabeza y en el cuerpo el 13 de enero de 2016.

Mauricio Mirabal, el principal sospechoso de matar a Guajardo.
Mauricio Mirabal, el principal sospechoso de matar a Guajardo.

Los Mirabal

Mirabal es un apellido largamente conocido para los investigadores de Godoy Cruz. Los policías de la zona aseguran que han hecho tantos allanamientos en sus domicilios, ubicados en la manzana L, que los individuos han reforzado las puertas de sus casas con barras de metal para dificultar la tarea de los uniformados.

El padre de Carlos y Mauricio Mirabal estuvo sindicado en la venta de drogas en la zona. Sus hijos se dedicaron a cometer diversos asaltos, tal como reza en sus antecedentes policiales e incluso se jactan en las redes sociales, donde suben fotos de armas de fuego y amenazan con nombres y apellidos a otras personas.

El menor de los hermanos, Mauricio, estuvo detenido un tiempo por el asesinato de Marcelo Mezzenazco (41), ocurrido el 28 de enero de 2012 en el complejo residencial godoicruceño donde residen. Ese expediente nunca llegó a juicio. En 2015 fue condenado por una tenencia ilegal de armas de fuego, aunque cumplió la pena y se encontraba otra vez en la calle, hasta el lunes pasado.

En tanto que un amigo de los hermanos Mirabal fue asesinado en julio del año pasado. El día 25 de ese mes, Miguel Ángel Chancha Gómez (23) fue ultimado de un disparo en el barrio. Este joven era sobrino del Tanga Gómez, condenado por el homicidio de Matías Quiroga, ocurrido el 9 de marzo de 2012 en Godoy Cruz tras un asalto frustrado a un camión blindado.

Más noticias