En los primeros días de diciembre Marcos Herrero pasó de ser un adiestrador de perros con renombre nacional a enfrentar una batería de acusaciones en Mendoza por plantar pruebas. Pero todo parece indicar que no será el único pleito judicial que lo tendrá como protagonista ya que llegaron pedidos de información a la Justicia local desde dos provincias donde también realizó rastrillajes.

Desde Santa Cruz y Santiago del Estero levantaron los teléfonos y marcaron el número de la Unidad Fiscal de Homicidios de Mendoza, organismo que tiene detenido a Marcos Herrero desde el 3 de diciembre pasado hasta el próximo martes al menos -ver más abajo-. Desde ambas jurisdicciones solicitaron informes a las autoridades para cotejar y determinar si corresponde que el hombre también enfrente investigaciones en esas provincias.

Con respecto a la provincia patagónica, los resultados de ADN determinaron que los huesos que encontró Herrero en Potrerillos vinculados al caso Viviana Luna eran del mismo cadáver masculino que se plantó en la búsqueda de Marcela López, una mujer de 61 años que se encuentra desaparecida en Río Gallegos. Fuentes judiciales detallaron que desde esa localidad se comunicaron telefónicamente a priori y quedaron en enviar un correo electrónico para pedir la información formalmente.

En paralelo, en la ciudad santiagueña de Quimilí había comenzado el juicio por el crimen de Marito Salto, un niño de 11 años que fue violado y descuartizado en mayo de 2016. La investigación por ese caso fue un pantano, a tal punto que las autoridades realizaron 3 mil cotejos de ADN, uno para cada familia que vive en ese pueblo. Los resultados siempre fueron negativos.

Marito Salto.jpg
Marito Salto fue violado y descuartizado en Santiago del Estero.

Marito Salto fue violado y descuartizado en Santiago del Estero.

Marcos Herrero se enteró del caso y tomó contacto con la familia de Marito. Llegó hasta esa provincia y en un rápido rastrillaje sus perros "encontraron" escritos que hacían referencia a un ritual satánico donde el niño había sido sacrificado. Esto derivó en la detención de un "brujo" afincado en Quimilí y otras ocho personas. Sin mucha más pruebas, todos llegaron a la etapa de juicio y el debate comenzó días antes de que Marcos Herero fuera detenido en Río Negro.

Al enterarse la novedad y notar similitudes entre ambas causas -en el caso Viviana Luna también se hallaron cartas que hablaban de una teoría conspirativa sobre trata de personas-, los abogados defensores solicitaron la suspensión del juicio y la nulidad de toda la investigación. El debate quedó paralizado a la espera de la llegada de los informes mendocinos y la resolución que puedan tomar los jueces santiagueños.

Día clave

Este martes una jueza resolverá si Marcos Herrero continúa privado de su libertad. Su abogado defensor, Mauricio Cardello, busca la excarcelación argumentando principalmente que los delitos que le acusan son excarcelables. El adiestrador de perros está imputado por falso testimonio, falsa denuncia, usurpación de títulos, encubrimiento y estafa, por lo que arriesga una potencial condena de 6 meses a 15 años de cárcel. Del otro lado de la campana, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello considera que debe quedar alojado en el penal mientras avanza su investigación.

Mauricio Cardello 2.jpg
Mauricio Cardello, el abogado defensor de Marcos Herrero.

Mauricio Cardello, el abogado defensor de Marcos Herrero.

Será Mariana Gardey quien resuelva el planteo. En caso de que confirme la detención, Herrero pasará al menos Navidad dentro de la cárcel ya que la próxima chance de quedar libre será en la audiencia de prisión preventiva.

Pruebas falsas

El 29 de septiembre pasado, Marcos Herrero llegó a Mendoza para buscar a Viviana Luna, una mujer que está desaparecida desde 2016 en la zona de Potrerillos. El hombre fue contratado en forma privada por los hijos de la víctima ya que la Fiscalía no lo aceptó como perito oficial porque no está avalado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Herrero se presentó en un hotel abandonado de Potrerillos que ya había sido inspeccionado por la Justicia local y en menos de media hora encontró partes de un cráneo y de un maxilar y una nota en un hotel que hacía referencia a Viviana Luna, a una red de trata de personas.

La sospecha sobre el accionar del perito privado comenzó a crecer cuando el Laboratorio de Huellas Genéticas determinó que el cráneo y el maxilar hallados en Potrerillos pertenecían a un varón. Ese mismo martes, el fiscal Pirrello se comunicó con personal de un juzgado ubicado en Río Gallegos, donde se investiga la desaparición de Marcela López (61). En esa causa Marcos Herrero encontró restos óseos con características muy similares a lo ocurrido en Mendoza: también estaban quemados, también eran partes de un cráneo y de un maxilar y no pertenecían a la mujer buscada. Ahora, el resultado de la pericia entre ambos huesos puede ser letal para el supuesto adiestrador de perros.