Policiales Lunes, 19 de marzo de 2018

El acusado de violar a una joven en el boliche Al Sur seguirá preso hasta el juicio

La Justicia confirmó por segunda vez la prisión preventiva contra Leonardo Medina (31), un barman que trabajaba en el lugar. Últimos pasos en la pesquisa.

Leonardo Ariel Medina Martínez, el acusado de abusar sexualmente de una joven en un reconocido boliche de Chacras de Coria donde trabajaba, quedará tras las rejas hasta la llegada del juicio. La Justicia confirmó por segunda vez la medida privativa de libertad contra el hombre de 31 años.

Hace poco más de dos meses que la Justicia de Garantías, por intermedio del juez Marcos Pereira, había confirmado la prisión preventiva que en su tiempo solicitó la fiscal de Delitos Sexuales Virginia Rumbo. Pero la defensa de Medina apeló esta decisión.

Este lunes a las 14 comenzó una audiencia en la Segunda Cámara del Crimen para definir este punto. La cumbre judicial duró una hora y el sospechoso recibió otro revés. El juez Mauricio Juan rechazó la apelación y ratificó que el joven continúe tras las rejas. Ahora la medida de coerción será definitiva hasta la llegada de un juicio, a menos que presente un recurso extraordinario ante la Suprema Corte de Justicia.

Los padres de la víctima, que son querellantes en el expediente, se mostraron conformes al finalizar la audiencia. "El juez fue bastante objetivo. Veníamos asustados porque hay mucho más detrás del abuso contra mi hija, pero nos vamos satisfechos", aseguraron Darío y Dina.

La progenitora agregó que "sostenemos que hay una red de encubrimiento y creemos que no es la primera vez que algo así pasaba en el boliche. Vamos a avanzar en ese sentido".

Los padres de la víctima, Dina y Darío, son querellantes en la causa.
Los padres de la víctima, Dina y Darío, son querellantes en la causa.

Recién por estos días la fiscal Virginia Rumbo recibió el expediente que se acumuló al del abuso. Se trata de la investigación por el robo de las grabaciones de las cámaras de seguridad en Al Sur que se cometió pocas horas después de la denuncia por el vejamen.

Los progenitores de la joven, por intermedio de su abogado Fernando Peñaloza, también se constituyeron como querellantes en esa causa y ahora podrán obtener una copia de lo que se ha investigado hasta el momento.

Volviendo al abuso sexual, no restan muchas pruebas para solicitar la elevación a juicio, según comentaron fuentes ligadas a la causa. Algunas declaraciones testimoniales y los peritajes psicológicos y psiquiátricos de la víctima y del acusado son algunas de ellas.

Foto: gentileza
Foto: gentileza

El caso

El sábado 4 de noviembre pasado, la joven de 21 años junto a un grupo de amigos y amigas se dirigieron al boliche Al Sur, ubicado sobre Panamericana en Chacras de Coria. Según la investigación, la víctima tomó contacto con un chico que le convidó algunos tragos y minutos después se desvaneció. El nivel de alcohol en sangre que tenía era bajo, por lo que sospechan que fue drogada.

Tras buscarla varias horas, sus amigas la encontraron tirada en un sillón con manchas de sangre en su pantalón. El Cuerpo Médico Forense (CMF) constató lesiones compatibles con un acceso carnal.

Dos días después, personal policial acudió al lugar para llevarse las grabaciones de las cámaras de seguridad. Como era demasiado material, dejaron algunos discos descargando la información durante la noche, pero cuando acudieron al otro día habían realizado un boquete y se habían llevado los elementos. Es por esto que se generaron dos expedientes más: uno penal por el robo -ahora acumulado al del abuso- y otro administrativo para determinar el accionar de los uniformados.

Leonardo Medina, un barman de ese boliche, fue detenido a fines de diciembre tras un allanamiento en su casa del barrio Paraguay de Guaymallén. El hombre declaró luego y admitió haber tenido relaciones, aunque dijo que fueron consentidas. Luego cambió la versión y dijo que mantuvo sexo con otra chica que no era la víctima.

Más noticias