Policiales Martes, 24 de abril de 2018

Detenido luego de que su expareja denunció que la secuestró, drogó y violó

La secuencia comenzó el sábado en las inmediaciones del Parque Central y finalizó el domingo en Las Heras, según el relato de la víctima.

Una grave denuncia donde una mujer asegura haber sido raptada y abusada por su expareja está siendo investigada por las autoridades. El hecho ocurrió en la tarde del sábado y el principal sospechoso fue detenido en la madrugada de este lunes.

Los pesquisas tomaron conocimiento del hecho el domingo, cuando la víctima realizó la denuncia correspondiente. La mujer de 39 años detalló que aproximadamente a las 16.30 del sábado se encontraba haciendo ejercicio en el Parque Central.

Cuando se encontraba en la esquina de Perú y Videla Correa, se topó con su expareja con quien comenzó a dialogar. En ese contexto apareció otro sujeto y mediante la fuerza la obligaron a subir a un vehículo.

En el rodado se dirigieron hasta un departamento ubicado en calle Mitre, en Las Heras. Siguiendo el relato de la denunciante, la obligaron a ingerir pastillas y bebidas alcohólicas -de hecho cuando hizo la denuncia tenía más de 2 gramos de alcohol en sangre-. Luego, la abusaron sexualmente.

Al día siguiente, el hombre la volvió a subir a un auto pero la víctima le dijo que ya le había avisado a la Policía, por lo que la dejó huir.

Ante la grave acusación, se inició un expediente de privación ilegítima de la libertad y abuso sexual. Los policías montaron una vigilancia en la vivienda donde habrían ocurrido los hechos y en la madrugada de este lunes lograron detener a tres hombres que salían del lugar. Se trata de la expareja, de 46 años, y otros dos sujetos de 42 y 41.

También se realizó un allanamiento donde se incautaron tres teléfonos celulares que están siendo peritados por los policías de Delitos Tecnológicos y varias prendas de ropa en busca de hallar fluidos que evidencien la presunta violación. También se realizaron exámenes ginecológicos por parte del Cuerpo Médico Forense (CMF) para detectar si presenta lesiones correspondientes a un abuso.