Una madre de Jujuy fue condenada a prisión perpetua por haber asesinado a su hijo de 3 años, luego de haber denunciado su desaparición. Ana Cecilia Gómez fue condenada a esa pena por el Tribunal en lo Criminal Nº 1, luego que este cuerpo la halló culpable del crimen de su hijo Alexis Mamaní.

El asesinato del "chiquito", como así se refería Gómez a su hijo durante todo el juicio, ocurrió en una vivienda del barrio Florida de la ciudad de Palpalá (Jujuy), en marzo del 2018

Te puede interesar...

El miércoles por la tarde, en la sala de audiencias del octavo piso del Palacio de Tribunales, antes de la producción de los alegatos, Gómez decidió declarar ante los magistrados y entre frases sueltas que recitó, dijo : "Yo a mi hijo no le hice nada".

Durante media hora intentó la mujer convencer a los jueces de su inocencia con frases sueltas, sin resultados fructíferos. En sus últimas palabras, Gómez trató de poner en escena a nuevos sospechosos y cada tanto se quedaba callada, como si intentara recordar algo.

crimen-madre-chiquito-jujuy-3.jpg

No pudo explicar, sin embargo, por qué denunció la desaparición de su hijo cuando ya lo había asesinado y terminó diciendo: “Alexis salió vivo de mi casa”.

Según el diario El Tribuno de Jujuy"no era la Ana Gómez que los medios habían conocido, la que desafiaba con la mirada a extraños y propios, era una mujer hundida en una silla, intentando convencer a los jueces de su inocencia".

Gómez mencionó en todo momento que esa tarde del 19 de marzo, dejó a su hijo de tres años caminando solo por la ruta provincial Nº 56 en Palpalá, porque su exsuegra así se lo había exigido y terminó diciendo "mi hijo salió vivo de mi casa".

Sin embargo, los fiscales de Cámara Marcelo Cuellar y Diego Cussel recordaron en sus alegatos que el informe de la autopsia reveló que el niño fue asesinado en su vivienda de la calle Mitre del barrio Florida y Gómez recorrió 1546 metros, para arrojar el cuerpo de su hijo en las aguas del río Grande.

crimen-madre-chiquito-jujuy-2.jpg

Gómez se refirió en mayor parte de su relato a su hijo Alexis como "el chiquito". En su descargo, que duró poco más de media hora, no pudo explicar por qué motivo le dijo a la policía que Alexis había desaparecido en una plaza del barrio 9 de Julio, distante a casi 5 kilómetros de donde residía.

Otra de las pruebas que presentó la fiscalía fue su teléfono celular y una llamada telefónica a una agencia de remís, solicitando de manera urgente ser trasladada desde el barrio Florida hasta la avenida Libertad.

Gómez asesinó a su hijo en una pieza al fondo de la vivienda de la calle Mitre, lo tapó con una pequeña "colcha" y recorrió la periferia del barrio Florida. Allí fue vista por dos hombres, padre e hijo que trabajan en un ripiera, y la mujer intentó no ser vista.

"Solo quedará en la conciencia de ella por qué lo hizo", dijo uno de los fiscales de Cámara de la Sala I, Marcelo Cuellar, según el mismo diario jujeño, luego de conocerse la parte dispositiva del fallo anoche alrededor de las 20. "Solo quedará en la conciencia de ella por qué lo hizo", dijo uno de los fiscales de Cámara de la Sala I, Marcelo Cuellar, según el mismo diario jujeño, luego de conocerse la parte dispositiva del fallo anoche alrededor de las 20.