La Fiscalía esperó una prueba importante para someter al proceso penal a Lorena Pereyra, la sospechosa del crimen en Las Heras ocurrido en la madrugada del lunes pasado en el asentamiento Güemes: una pericia psicológica.

En las últimas horas, la fiscal de Homicidios Andrea Lazo imputó a la mujer de 43 años por el delito de homicidio simple, por lo cual ahora arriesga una potencial condena de 8 a 25 años de prisión. Pereyra se abstuvo de declarar por el momento.

Te puede interesar...

Antes del acto formal, la magistrada ordenó realizar una pericia psicológica a la sospechosa del crimen de Daniela Adriana Navarro (30) ya que creen que el ataque se produjo sin motivo alguno ni pelea previa, según trascendió. Sin embargo, los profesionales determinaron que la mujer comprendía lo que hacía al momento del hecho, es decir, es imputable.

De esta forma avanza la investigación que ya cuenta con testimonios importantes, entre ellos la pareja de la víctima fatal quien estaba al momento del asesinato en el asentamiento Güemes e incluso que sufrió cortes en sus manos al intentar defenderse del brutal ataque.

Lorena Pereyra.jpg
Pereyra, la única sospechosa.

Pereyra, la única sospechosa.

Alcohol y discusión

El hecho de sangre ocurrió en el asentamiento Güemes, más precisamente en la esquina entre calles Güemes y Pellegrini. En horas de la madrugada del lunes, Adriana Navarro (30) se encontraba con su esposo y otra mujer consumiendo bebidas alcohólicas. Por motivos que se están investigando, comenzó una discusión entre las dos féminas que rápidamente se convirtió en una pelea.

Embed

La de mayor edad tomó un arma blanca y le propinó un certero puntazo en el cuello a Adriana Navarro, quien quedó tendida en el lugar. Mientras la agresora escapaba, la víctima fue trasladada al Hospital Carrillo donde murió una hora después, cerca de las 4.30.

En tanto que la presunta agresora se entregó a la Policía minutos después del hecho de sangre y quedó a disposición de la Unidad Fiscal de Homicidios.