Policiales Jueves, 19 de julio de 2018

Continúa la búsqueda contra reloj de empresario desaparecido

Roberto Viegas Bordeira (74) salió el martes en su auto del barrio Palmares, donde vive, y no se lo volvió a ver.

Un gran despliegue con un centenar de efectivos realizó la Policía de Mendoza en la zona del piedemonte de Godoy Cruz, en una desesperada búsqueda para dar con un hombre de 74 años, vecino del barrio Palmares, quien fuera empresario hotelero y cuyo auto fue hallado totalmente quemado en el barrio Campo Papa, pasadas las 17 de este martes.

En el Ministerio Público Fiscal y en el de Seguridad hay gran preocupación por la suerte que haya corrido Roberto Viegas Bordeira.

No hay dudas de que el auto del anciano fue robado, que los ladrones se llevaron el rodado al pozo del Campo Papa, basural donde suelen aparecer autos sustraídos, y que allí le robaron lo básico: las ruedas, la batería y el estéreo para luego incendiarlo.

Sin respuesta

Lo que no se sabe es que pasó con Viegas Bordeira. Los investigadores no han podido determinar aún si los delincuentes lo abordaron para robarle su Citroën C3, modelo 2008, o si se llevaron el auto aprovechando un descuido sin haber tenido contacto con él.

La diferencia tiene un mar de distancia porque no hay una sola pista de la que se pueda inferir si la víctima fue atacada violentamente o si, despojada de su vehículo, anda perdida por la ciudad de Mendoza.

Esta última sospecha se funda en que Viegas Bordeira es un hombre con un delicado estado de salud.

Ha sido operado del corazón, tiene varios by pass practicados y producto de al menos un ataque de ACV sufre lagunas mentales temporales que lo desorientan en tiempo y espacio, según la información que manejan los detectives.

La esperanza de los investigadores y de sus familiares es que por esos episodios de salud esté perdido y no haya podido regresar a su casa.

Sin embargo, también tendría dificultad para caminar, por lo que especulan que muy lejos no ha ido.

La tecnología en esta ocasión no ha podido ayudar. Como el automóvil fue totalmente quemado no se pudieron levantar rastros que permitan buscar en los sistemas informáticos a uno o más sospechosos.

El empresario, por su parte, salió de su casa sin su teléfono celular, lo que impidió a la policía usar la alternativa de un rastreo satelital o al menos a través de las antenas de las compañías de teléfonos móviles.

El Citroën C3 tampoco tiene GPS como los autos 0 kilómetro, por lo que en principio no está muy claro el recorrido que hizo.

Por eso están revisando las cámaras de seguridad callejeras para ver si ubican el auto, pero como estas no están en cada una de las calles del Gran Mendoza, con solo salir del recorrido de las mismas se hace muy difícil detectarlo. Es buscar una aguja en un pajar.

Lo que está claro

La policía sí sabe que Roberto Viegas Bordeira salió de su casa en el barrio Palmares a las 14.38 del martes por la salida de calle Madrid y Juan Pablo II del conjunto residencial privado, que da a la lateral del Corredor del Oeste, y se dirigió hacia el norte, hacia calle Lago Hermoso.

Sabe también que dos horas y media después el auto apareció quemado a 3,5 kilómetros de la casa del empresario y del punto de salida del barrio. Un recorrido de unos 5 minutos que dispara muchas hipótesis.

Sus allegados creen en principio que puede haber salido a comprar cigarrillos porque encontraron en su casa el paquete vacío.

El hombre, a pesar de su salud, vivía solo y si conducía su auto se deduce en principio que aun con sus limitaciones podía desplazarse a diario por su cuenta sin necesitar asistencia.

La policía barrió todo el piedemonte bajo las órdenes del subcomisario Raúl López, de la división Búsqueda de Personas. Fue con Caballería, motos, perros rastreadores, personal de las comisarías del Oeste, el helicóptero de la fuerza y hasta 24 miembros de Infantería, reservados normalmente para los disturbios y que fueron asignados al rastrillaje.

-Ardió el teléfono. La policía recibió decenas de llamados alertando de que había sido visto en distintos puntos del Gran Mendoza que no se correspondían con los tiempos y las distancias.

-Chequeado. Desde el Ministerio de Seguridad señalaron que patrullaron las zonas reportadas por la ciudadanía aunque a veces fueran contradictorias y que hasta anoche los resultados habían sido negativos.

Más noticias