Policiales Viernes, 17 de agosto de 2018

Confirmaron  la prisión para el acusado de matar al médico Prado

Al traumatólogo del Central lo mataron a balazos en la puerta de su casa en la Cuarta Sección, caso que generó mucha conmoción en Mendoza.

Uno de los casos más resonantes y quizás el más complicado de los últimos años comienza a transitar las últimas instancias de investigación en busca del esclarecimiento.

Se trata del crimen del médico Sebastián Prado (36), que el jueves tuvo una audiencia clave en la que ratificaron la detención del principal sospechoso.

A Jonathan Morales (32) en abril de este año le habían dictado la prisión preventiva como el autor material del asesinato del traumatólogo del Hospital Central, en el año 2013.

El acusado fue detenido a principios de este año, casi de manera fortuita. Fue arrestado por otro homicidio en un asalto y su presunto cómplice en ese hecho declaró y no sólo dio detalles de esta causa sino que puso a Morales como uno de los atacantes de Prado.

Desde ese momento, la fiscal Claudia Ríos sumó elementos para comprobar su autoría y la Justicia de garantías avaló las pruebas.

Sin embargo, el abogado defensor apeló la preventiva. La audiencia empezó el lunes y concluyó ayer. El letrado le cuestionó a la fiscalía el descrédito a un testigo que lo ubicaba a Morales trabajando cuando mataron a Prado, la versión de un testigo de identidad reservada que dio detalles del crimen y las declaraciones que marcaban que el matador llevaba el arma de fuego en la mano izquierda. Este último punto incrimina al sospechoso, que justamente tiene como mano hábil la zurda.

Otro cuestionamiento fue la calificación de la causa, que es homicidio criminis causa, ya que los investigadores entienden fue durante un asalto. Este delito tiene pena única de perpetua, por lo que desde el lado de Morales quieren llevar el caso a un homicidio agravado, con prisión de 10 a 30 años.

Todas las objeciones fueron rechazadas por los jueces Carlos Parma, Belén Salido y Agustín Chacón, quienes avalaron a la fiscal y ordenaron que el imputado siga tras las rejas a la espera del juicio.

El asesinato de Prado tiene además detenido a Ismael Merlo (31), quien habría acompañado a Morales en el episodio de sangre. Ambos habían sido arrestados semanas después del hecho, pero por falta de pruebas quedaron libres.

Al médico lo mataron a balazos en la puerta de su casa en la Cuarta Sección, caso que generó mucha conmoción en Mendoza.