Policiales Lunes, 10 de septiembre de 2018

Caso Janet Zapata: "Minati me dijo que la mató y tiró el arma a un zanjón"

Así lo afirmó el hermano de uno de otro de los imputados. El próximo viernes declarará el principal sospechoso.

Con cuatro declaraciones testimoniales continuó el juicio que buscar esclarecer el asesinato de Janet Zapata (29), ocurrido hace dos años. Uno de los testigos aseguró que la pareja de la víctima fatal, Damián Minati (31), le confesó haber cometido el asesinato y que los otros dos sospechosos no participaron del hecho de sangre.

Quien dijo esto fue José Luis Quiroga, hermano de Claudio Quiroga (31), uno de los procesados. El testigo manifestó que hace dos semanas creó un perfil apócrifo de Facebook desde donde contactó al otro acusado, Juanito Manzano (42), y se hizo pasar por su hermano. Manzano le dio un número de teléfono para comunicarse con Minati en el penal y es así que mantuvo un diálogo.

Según el relato, en esa ocasión el principal sospechoso le manifestó que "iba a aclarar las cosas y se iba a hacer cargo de lo que había hecho, que Quiroga y Manzano se queden tranquilo. Dijo que estaba arrepentido de lo que hizo y que no había declarado antes porque no lo dejaban". "Minati me dijo que la había matado a la chica y había tirado el arma y un chip en un zanjón. Que lo hizo por varias cosas que ahora quería declarar", aseveró el declarante.

Con respecto a su hermano, con quien compartió varios meses en el penal -ahora el testigo está con prisión domiciliaria-, recordó que tras el asesinato lo llamó y le confesó haber cavado un pozo para enterrar el cadáver.

Pese a esto, y al igual que había declarado la expareja de Quiroga el viernes pasado, aclaró que su hermano le explicó que no sabía que el hueco era para enterrar un cuerpo. "Mi hermano no sabía para qué era, si lo hizo a la luz del día. Le pagaron $500 y el creía que era una changa más. Si él hubiera cobrado $15.000 como dicen yo me hubiera enterado. Cuando me contó le dije que se entregara", relató.

Foto: Nicolás Bordón / Diario UNO.
Foto: Nicolás Bordón / Diario UNO.

Detalles sobre la relación

Los otros tres testigos que pasaron ante el tribunal presidido por Jorge Coussirat no aportaron datos importantes sobre el asesinato, aunque sí brindaron algunos detalles sobre la relación que mantenían Janet Zapata y Minati.

Un hombre de 35 años que una vez compartió un asado con el encartado, ya que por ese entonces sus novias eran amigas, dijo haberlo escuchado decir en forma de broma machista "a cajón cerrado te van a velar si te vas con otro".

En tanto que un primo de Zapata, que a su vez es padrino de la hija que tenía la pareja, relató que tras la muerte recibió malos tratos por parte de la familia del sospechoso y que cuando fue detenido llamó a su hermana y le contestó que "él sabe lo que hizo".

Por último, la esposa del último testigo dijo que jamás vio "nada fuera de lo normal" aunque si destacó en las movilizaciones que se realizaron cuando Janet estaba desaparecida Minati "no lloraba, sólo lo hacía adelante de las cámaras".

Jornada vital

El debate continuará el próximo viernes y será un día crucial. Según adelantaron sus abogados defensores, Damián Minati prestará declaración por primera vez en la investigación. Se prevé que el hombre se declare inocente y plantee su coartada.

En base a esto último, este lunes el Tribunal aceptó una nueva prueba de la defensa. Se trata de una tarjeta de memoria que pertenecía al teléfono celular de la víctima fatal donde hay registros de conversaciones de Whatsapp entre Janet y un presunto amante.

Damián Minati (izq.) y Juanito Manzano (der.), dos de los acusados. Foto: Nicolás Bordón / Diario UNO.
Damián Minati (izq.) y Juanito Manzano (der.), dos de los acusados. Foto: Nicolás Bordón / Diario UNO.

El hecho

El 21 de septiembre de 2016, Janet Zapata desapareció. Según su pareja, con quien tienen una hija en común, estuvieron en el centro comercial La Barraca, en Guaymallén, y se fue hacia el centro. Nunca regresó ni contestó su teléfono celular.

La investigación fiscal sostiene que el hombre contactó a Juanito Manzano y al Pollo Quiroga, a quienes les pagó 15 mil pesos para que ultimaran a la mujer y enterraran el cadáver. El cuerpo, que presentaba lesiones de golpe en el cráneo y dos heridas de arma de fuego, fue hallado 5 días después en un descampado en El Algarrobal.

Más noticias