Policiales Miércoles, 28 de febrero de 2018

Caso Alan Villouta: hubo cambio de imputación y alivio para el acusado

Fue modificada la carátula del accidente en el que murió el joven de 20 años. El empresario Verdenelli llegará a juicio por un homicidio culposo, arriesgando una pena menor.

Con el paso de los meses, se fue revirtiendo la situación del empresario que atropelló y mató a Alan Villouta (20) el pasado 26 de agosto en el Acceso Sur, en Guaymallén. Desde conseguir prisión domiciliaria a lograr la libertad y ahora el cambio de imputación: el acusado llegará a juicio arriesgando una condena mucho menor a la que se preveían en principio y con posibilidades de que sea excarcelable.

Alejandro Verdenelli (43), empresario del transporte, hasta este martes estaba imputado por homicidio simple con dolo eventual, pero en libertad. El hombre se había entregado a la policía dos días después de matar con su camioneta al joven. Estuvo detenido 15 días, pero por decisión del fiscal Carlos Torres accedió al arresto domiciliario. Le fijaron una fianza de $1.500.000 y el juez de garantías David Mangiafico aumentó la caución a $2 millones.

Alejandro Verdenelli, imputado por atropellar, matar y abandonar a Alan Villouta.

Alejandro Verdenelli, imputado por atropellar, matar y abandonar a Alan Villouta.

Acceder a estar detenido en su vivienda fue una de las primeras batallas que ganó la defensa de Verdenelli. Posteriormente, en diciembre pasado, el acusado logró otro beneficio. Su abogado, Eduardo De Oro, solicitó un control jurisdiccional para el cese de la prisión preventiva, lo cual fue otorgado por la Justicia de Garantías. Es decir, el empresario quedó libre.

En esa audiencia el representante legal del sospechoso también pidió el cambio de carátula, algo que quedó pendiente hasta el martes. En base a una nueva evaluación y consideración de las pruebas, el fiscal Torres le modificó la imputación a homicidio culposo agravado, por darse a la fuga y por exceso de velocidad.

El primero de los agravantes es porque el conductor luego de arrollar a Alan no se detuvo para asistirlo, y el segundo se debe a que los investigadores infieren que el vehículo excedió la velocidad permitida, teniendo en cuenta los metros que fue arrastrado el cuerpo de Villouta. No hubo un peritaje mecánico que estableciera esto con exactitud.

La última novedad de la causa alivia muchísimo la situación de Verdenelli. Es que acusado por homicidio simple doloso podía llegar a recibir una condena de 8 a 25 años de prisión en el juicio, mientras que el culposo agravado tiene penas de 3 a 6 años, con posibilidad de cumplimiento condicional.

De esta manera, el caso llegará al debate oral -la elevación a juicio será en breve- con la primera carátula que tuvo. Luego la fiscalía tuvo acceso a las cámaras de seguridad del lugar donde vive el empresario, e interpretó que por su forma de caminar tras el accidente estaba borracho. De esto se tomó para imputarle el homicidio simple con dolo, algo que ayer caducó.

Foto: Luis Amieva / Diario UNO

Foto: Luis Amieva / Diario UNO

Foto: Luis Amieva / Diario UNO

Foto: Luis Amieva / Diario UNO

Dejanos tu comentario