Diario Uno > Policiales > Homicidio

Bebé tenía el hígado estallado: sus padres están detenidos

La madre y el padrastro de Natanael fueron acusados de "homicidio calificado por alevosía", más el agravante del vínculo en el caso de la mujer

Una joven de 22 años fue detenida acusada del crimen de su hijo de un año y tres meses. También fue detenida su pareja. El bebé falleció en un hospital luego de una presunta caída en su vivienda pero la autopsia reveló que sufría maltratos físicos. El homicidio sucedió en Berazategui.

Según indicaron los investigadores, Agustina Milagro Álvarez y Gustavo Ezequiel Cáseres (22) denunciaron la muerte de su bebé de 1 año por accidente pero terminaron presos acusados por “homicidio calificado”. La autopsia determinó que el niño presentaba costilllas fracturadas y estallido del hígado.

Te puede interesar...

Tanto la madre del bebé como su pareja quedaron detenidos en su domicilio.

La mujer se encuentra imputada del delito de “homicidio calificado por el vínculo y alevosía”, en perjuicio de su hijo Natanael, y Cáseres por “homicidio calificado por alevosía”. Se espera la indagatoria del fiscal Christian Granados, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Berazategui.

Te puede interesar: "Me llamo Bryan Samuel" reza la carta con la que abandonó a su bebé

Las contradicciones que los condenaron

La investigación del hecho había comenzado el pasado 19 de enero, cuando la joven denunció que su pequeño hijo había sufrido una caída en su vivienda, por lo cual lo habían trasladado de urgencia junto a su concubino al hospital de Alta Complejidad El Cruce de la localidad vecina de Florencio Varela.

De acuerdo a su relato, el bebé ingresó al centro de salud en paro y luego de ser asistido falleció.

Posteriormente, efectivos de la comisaría 1ra. de Berazategui se entrevistaron con la pareja y encontraron contradicciones entre ellos, informaron fuentes policiales.

A raíz de ello, el fiscal Granados ordenó a los efectivos realizar tareas investigativas para corroborar los dichos de la madre y el padrastro de la víctima.

En tanto, el informe preliminar de autopsia reveló que el bebé sufría maltratos físicos.

Por este motivo, Granados pidió al juez Mora la detención de ambos y el allanamiento a la propiedad donde presuntamente el bebé se había caído.

Tras el allanamiento, personal de la Policía Científica trabajó en el domicilio a los fines de encontrar rastros y otros elementos de prueba que permitan esclarecer lo sucedido.